Escamas de los peces

Las escamas de los peces que comprenden la capa exterior de la piel del pez, es un tejido de consistencia ligera formado por muchas células impregnadas de mucosa. Se puede decir que constituyen la piel de los peces salvando las diferencias.

Escamas de pez en inglés: Fish Scale.

escamas de peces - wikipeces.net
Escamas de Peces.

 

La mucosa que recubre el pez.

La mucosa a su vez está protegida del roce y de los agentes que porta el agua por una membrana más estable casi imperceptible de lo fina que es.

La mucosa es producida por el pez de forma continua a través de unas células glandulares que se encuentran en la epidermis y que tienen forma de copa. Estas rebosan por su parte superior consiguiendo llenar las grietas y espacios que dejan vacíos la mucosa que se va perdiendo.

Estas células que van produciendo la mucosa que cubre al pez, no tienen un periodo de vida prolongado. Por ello los peces van produciendo continuamente nuevas células  glandulares, que sustituyen continuamente a las células más superficiales.

lamprea - wikipeces.net
Lamprea

Hay peces que carecen de estas células glandulares en forma de copa. Este es el caso de las lampreas.

 

Funciones de la mucosa.

Esta mucosa producida por las glándulas de la piel de los peces tiene otras funciones además de facilitar el movimiento de estos animales. Así, por ejemplo;

  • Puede ir acompañada de sustancias que al entrar en contacto con algunos organismos llegan a producir luz. Esto ocurre por ejemplo con los peces que tienen su hábitat en zonas abisales.
  • Las mismas células productoras de la mucosa, también producen sustancias tóxicas que son utilizadas para defenderse de enemigos o inmovilizar a posibles presas. Un ejemplo de esto lo sería la raya.
  • Esta mucosa al cubrir toda la zona exterior de la piel para facilitar el deslizamiento de pez en el agua, también evita con ello que penetren en su cuerpo agentes externos como parásitos y gérmenes que puedan enfermarlo.

 

Resistencia de las escamas y la mucosa.

La mucosa que recubre la piel del pez, a pesar de que pueda parecer que se trata de un escudo casi impenetrable, en realidad esto no es así.

Cuando cogemos un pez y lo tocamos con nuestras manos, aunque no queramos dañarlo, lo más normal es que destruyamos total o parcialmente la mucosa que recubre a este pez con el peligro que ello conlleva para el animal de contraer enfermedades.

Por ello se recomienda si no queremos perjudicar a estos seres vivos, mejor no tocarlos. En muchos casos, es perceptible observar las consecuencias en la piel de los peces el hecho de haber sido “tocados”. Esto aunque no sea perceptible a simple vista, sí que lo es a través de diversas luces con frecuencias determinadas.

Un dato interesante es el hecho de que los peces de agua dulce al pasar a agua salada, pierden totalmente esta capa de mucosa de la piel.

Esto se debe a que la piel de los peces de agua dulce mantienen un equilibrio entre la proporción de sal que contienes las agua fluviales y la que contiene su piel.

Cuando esto cambia produce un desequilibrio de salinidad que hace desaparecer esta capa mucosa. El agua tiende a dirigirse a las zonas de mayor concentración de sal. Puesto que el agua del mar tiene una gran concentración de sal y la mucosa mucho menos, esto hace que el agua que contiene la mucosa abandone a ésta, consiguiendo con ello desprender las capas exteriores de la misma.

Para aquellos peces que soportan bien la alta salinidad de las aguas del mar, pasar del agua dulce al agua salada puede suponer incluso un beneficio. Esto es así debido a que al cambiar la salinidad de las aguas, hace que los parásitos adheridos a la piel del pez lo abandonen, consiguiendo con ello una limpia que de otra manera no conseguirían.

Una función singular que tiene la mucosa de la piel y que se ve reflejada en las escamas, es el efecto refractario de la luz que tienen. Gracias a esto muchos peces parecen disponer de colores relucientes y vivos convirtiendo a estos peces en joyas en movimiento.

Por ello al sacar a los peces del agua o al morir éstos, este efecto refractario desaparece al desaparecer la mucosa de su piel.

 

Desarrollo de las escamas.

La segunda capa de la piel de los peces recibe el nombre de cuero. Esta capa resulta ser un verdadero laberinto de estratos muy bien organizado y coordinado y que resulta muy eficaz para el desarrollo del pez.

Existen peces que no disponen del recubrimiento de escamas, ya sean de tamaño visible o extremadamente reducido que impide que sean vistas como ocurre en la anguila y la tenca. Estos dos peces aunque parecen no disponer de escamas, si las observamos minuciosamente nos daremos cuenta que en realidad éstas son extremadamente pequeñas o que están integradas en el cuerpo como segunda capa del pez.

Anguila escamas - wikipeces.net
Escamas de la anguila.

Lo mismo ocurre con los tiburones, en los cuales se produce la osificación de algunas capas de células que se encuentran en el cuero produciendo láminas óseas que podemos llamar escamas. Cuando estas láminas crecen en tamaño terminan constituyendo un verdadero escudete óseo.

La gran mayoría de los peces óseos tienen escamas más o menos grandes y están pertrechados por estas escamas que son verdaderos escudos óseos.

Efectivamente, las escamas están formadas por hueso y como todos los huesos, su formación es debida a la trasformación de la cal. En el caso de los peces, las escamas necesitan poca cal para llegar a formarse, al contrario de los huesos humanos que necesitan bastante, motivo por el cual los huesos muestran la dureza que tienen.

Por el contrario, las escamas de los peces, al necesitar muchas menos cal, su dureza es menor que la de los huesos de los animales terrestres, pero al mismo tiempo son más flexibles.


Otras partes de la anatomía de los peces que interesantes.


Peces sin escamas.

siluros escamas - wikipeces.net
Escamas de los siluros.

Podemos decir que los peces sin escamas son verdaderas excepciones a la regla. Entre estas especies que carecen de escamas se encuentran las lampreas o los siluros. A pesar de estas excepciones, la gran mayoría del público considera que el pez tiene escamas, así como los animales están recubiertos de pelo, aunque en este caso también existan excepciones.

 

Peces con escamas.

Como hemos dicho anteriormente casi cualquier pez tiene escamas.

En algunas especies de peces, puede parecer que estos no las tienen, puesto que muestran una piel complemente lisa aunque en realidad poseen escamas superpuestas una bajo de la otra en perfecto orden.

Una de las especies que lleva en muchas ocasiones a error es el tiburón. Los tiburones poseen escamas aunque parezca lo contrario.

El tiburón tiene escamas - wikipeces.net
El tiburón tiene escamas.

Estas escamas de los escualos están formadas por láminas óseas cuadradas como base sobre la que se iza en la parte central de la misma una punta curvada, afilada y fuerte que apunta en la dirección de la cola.

Esta estructura de la piel de los selacios, si los viéramos al microscopio serían muy similares a los dientes de las personas. Este tipo de escamas reciben en el nombre de escamas placoides.

Las puntas curvadas en forma de dientes atraviesan la capa mucosa que también poseen los escualos, dándoles la apariencia de una piel áspera.

Un castigo muy temido aplicado antiguamente, eran las bofetadas con guantes de piel de tiburón.

Como es de suponer, las escamas placoides se van desgastando con el tiempo, siendo sustituidas por otras nuevas como si del cambio de un diente se tratara. Esta semejanza entre los dientes de los animales y los dentículos dérmicos del tiburón viene refrendada por muchos biólogos.

 

Tipos de escamas en los peces.

Podemos realizar la siguiente clasificación de las escamas de las diferentes especies de peces en función de su forma y clasificación.

Tipos de escamas en los peces - wikipeces.net
Tipos de escamas en los peces.
  • Escamas placoides. Como hemos señalado antes, estas escamas son propias de los peces cartilaginosos (rayas y tiburones) y se asemejan bastante a los dientes de las personas. También reciben el nombre de dentículos dérmicos.

A pesar de que se trata de un tipo de escamas primitivo, los biólogos no han llegado a determinar que las actuales escamas de los peces óseos sean una evolución de éstas, puesto que las escamas placoides desaparecieron hace bastante tiempo.

  • Escamas Ganoies. Se tratan de un tipo intermedio de escamas que están formadas por mucosa y por el cuero conjuntamente. Son escamas compuestas por dos capas, una inferior osificada y otra superior más brillante que no está osificada.

Los Lepisosteus y los Polypterus poseen estos tipos de escamas.

  • Escamas Ctenoides. Estas escamas tienen al igual que las escamas placoides púas en la parte anterior pero son diferentes a las que presentan las placoides o ganoides.

Estas escamas son propias de peces “modernos” y especializados.

  • Escamas cieloides. Al igual que las ganoides, están formadas por dos capas, pero estas se introducen más profundamente en la piel. Este tipo de escamas son propias de especies más “antiguas” que los que poseen escamas Ctenoides.

Presentan bordes resbaladizos  y tienen una posición imbricada, lo que significa que el borde posterior de una va apoyado en el parte anterior de la siguiente.

Tanto las escamas ctenoides como las cieloides son bastantes parecidas. Es posible encontrar especies similares en las que una posee escamas cieloides y la otra ctenoides como ocurre con la platija y el lenguado e incluso algunos peces poseen las dos tipos de escamas a la vez como ocurre con el budión.

Platija - wikipeces.net
La platija tiene escamas.

Estas escamas presentan diferentes formas, así es posible verlas en forma de escudete óseo, fuertes y resbaladizas como ocurre en las carpas o presentando un dentículo como ocurre en el esturión.

Esturión - wikipeces.net
El esturión tiene escamas.

Existen otras especies que también presentan estas escamas y que no es posible observarlas hasta después de ser muy ampliadas como es el caso de la anguila.

 

¿Crecen las escamas de los peces?

Otra característica de las escamas de los peces óseos es que estos no cambian las mismas durante su crecimiento ni varían su número. Por lo tanto, las escamas tienen que acompañar el crecimiento del pez para seguir cubriendo toda la piel del cuerpo del pez.

Concretamente las cieloides y ctenoides crecen por el borde que va quedando libre.

El crecimiento de las escamas se desarrolla en círculos concéntricos que dependiendo de la rapidez con la que crezca el pez pueden estar más o menos espaciadas. Así por ejemplo, en primavera estos círculos están más espaciados al crecer más rápidamente el pez. En el caso contrario, en el que el crecimiento es menor como ocurre en invierno, estos círculos estarán más próximos entre sí.

Esta diferencia en la amplitud de los círculos se produce en aquellos peces cuyo hábitat muestra una acusada diferencia de unas estaciones a otras, hecho que no ocurre con los peces tropicales.

Gracias a estos círculos concéntricos es posible averiguar aproximadamente la edad del pez al igual que ocurre con los anillos anuales de los árboles.

 

Si quieres saber más sobre la anatomía de los peces echa un vistazo a estas páginas:

 

 

Escamas de los peces
Dejar su valoración

Deja un comentario

Leer más
La breca, un pez bello de carne deliciosa

La breca, conocida por el nombre científico pagellus erythrinus , es una de las especies perteneciente al género Pagellus y la...

Cerrar