Alburno, un ciprínido pequeño con gran valor

El pez alburno, Alburnus Alburnus, pertenece a la familia de los ciprínidos (Cyprinidae).  En inglés es conocido como Bleak.

Taxonomía del alburno - wikipeces.net
Taxonomía del alburno.

 

Cómo es el pez alburno.

Este pez como podemos observar, tiene forma esbelta que llama la atención por el brillo que desprenden sus escamas relativamente grades de color plateado y que recubren todo su cuerpo, con destellos de en su dorso de color azulados y verdosos.

imagen - alburnus - wikipeces.net
Dos albunos.

Dispone de aletas bastante desarrolladas, lo que le facilita una libertad de movimientos y una agilidad tremenda que otros peces no disponen.

La cabeza es alargada y la boca es desproporcionadamente pequeña y bastante frágil, lo que nos interesa conocer para aquellos que quieran practicar su pesca, puesto que podremos producir fácilmente un desgarro si tiramos demasiado fuerte una vez que ha picado.

Solamente dispone de una aleta dorsal que además es bastante pequeña. Ésta se encuentra situada relativamente cerca de la aleta caudal.

La aleta anal tiene forma de media luna y está formada por un total de 18 radios espinosos.

El alburno es un pez rápido y muy ágil gracias a sus grandes aletas en comparación con su cuerpo.

Al igual que el resto de los otros ciprínidos, carecen de dientes en toda la boca.

Puede medir  25 cm de longitud y vivir hasta 6 años aproximadamente.

 

Dimensiones del alburnus alburnus.

Son relativamente pequeños, incluso comparados con los de su propia familia. Suelen alcanzar los 15 cm., de longitud, aunque pueden llegar a los 20 cm.

 

Dónde vive el alburno alburnus.

Habitat del Pez Alburno - wikipeces.net
Habitat del Pez Alburno.

Es posible encontrarlo en las aguas de los arroyos y ríos de regiones templadas, aunque estos no forman parte de las especies autóctonas de nuestras aguas. Como podemos observar, el alburnus alburnus es un pez originario de las zonas templadas de las aguas fluviales europeas.

Por lo tanto, es un pez de continental y preferentemente de las zonas y ríos que se encuentran cercanas a las desembocaduras las cuales constituyen su medio natural.

Se trata de una especie gregaria, siendo posible verlo en compañía de otros peces de su misma familia. También este pez se encuentra continuamente en movimiento, como si tuviera alguna tarea pendiente en todo momento.

En España, se introdujo hace años como pez pasto para contrarrestar los estragos que estaban haciendo otras especies invasoras como el black bass o el lucio. También existe la teoría de que ha sido introducido para su consumo y pesca. No está suficientemente claro el motivo por el cual fue introducida, lo que sí que está claro es que se encuentra ampliamente extendida por la totalidad de España.

Lo que un principio podía parecer como una acción beneficiosa para el medio ambiente, como en la mayoría de los casos que se introducen especies no originarias en un hábitat nuevo, éstas terminan constituyendo un problema.

En el caso de del alburno, hace unos años ha terminado siendo declarada dentro de las especies exóticas (Real Decreto 630/2013 de 2 de agosto, mediante el cual está totalmente prohibida desde su transporte, tráfico y posesión en España y por supuesto su introducción en el medio natural).

Estas especies están muy difundidas a lo largo de Europa, especialmente en Francia y la zona de los Balcanes. Aunque podemos considerar que forman parte de prácticamente todas las aguas dulces de toda Europa y otros rios incluso cercanos a los Urales.

Rios europeos alburn alburnus
Rios europeos donde tiene su hábitat el alburnus.

Como hemos dicho antes, le gustan especialmente las desembocaduras. Esto se debe a que prefiere las aguas tranquilas y profundas con grandes espacios donde la corriente no sea excesiva, aunque debido a su agilidad puede moverse con facilidad también en las bravas.

En las corrientes, una vez que se aclimata puede vivir sin problemas, hecho por el cual también es posible encontrarlo normalmente en estos lugares. Si han llegado incluso a nacer en estos en zonas donde la corriente es fuerte, los alburnos terminan desarrollando sus funciones vitales como la reproducción.

Lenco alburnoide - wikipeces.net
Lenco alburnoide.

En España, esta está representada por el lenco alburnoide también conocido como calandino o jarabugo, el cual es posible verlo con normalidad en los ríos extremeños.

El alburnus alburnus es una especie gregaria formando grandes cardúmenes. Suele permanecer a profundidades medias en aguas con fondos con bastante alimentación y conformado por tierra.

 

Qué come el alburnus alburnus.

Es un pez omnívoro al igual que el resto de ciprínido. Se trata de un pez bastante voraz que se alimenta de moluscos pequeños, crustáceos y gusanos, así como otros organismos entre los que destacan los insectos.

Los primeos años se alimenta de los microorganismos que se encuentran entre el forraje y las algas existentes en las aguas donde se encuentra.

Un cebo bastante usado y apropiado para la pesca de alburnos es el gusano blanco de la carne.

El Alburno es, sin lugar a dudas, uno de las especies más voraces de cuantos pueblan las aguas interiores de España, alimentándose de todo aquello que ve moverse (siempre y cuando se lo permita su tamaño), principalmente insectos.

Banco de albunos - wikipeces.net
Banco de alburnos.

También se encuentran entre su alimento, larvas e incluso hierbas. Es posible verlos en bancos numerosos moviéndose de arriba abajo en busca de su alimento, intentando mantenerse a profundidades medias y atacando sus presas rápidamente.

También atacarán a cualquier insecto que caiga en el agua con ataques rápidos los cuales denotan su voracidad.

 

La reproducción.

La temporada de freza del alburnus depende básicamente de la temperatura del agua.

Así, en aquellos hábitats en el que las aguas son cálidas y tranquilas la freza tiene lugar entre los meses de abril y mayo. Por contra, en los ríos en las que son más movidas y frías, la reproducción tiene lugar en el mes de julio.

Es a partir de los 16º C, la temperatura que marca el punto de partida para que tienda a agruparse en la orilla de los ríos, en especial en aquellos puntos donde existe bastante vegetación subacuática.

En estos lugares, las hembras llegan a poner unos 1500 huevos cada una que eclosionarán en un periodo aproximado de unas dos semanas.

Madrilla - cruce con el alburno
Pez de río Madrilla.
Un dato curioso es que los alburnos pueden llegar a cruzarse con el pez derío madrilla, el cual tiene su hábitat predominante en el valle del Ebro y pertenece a la misma familia de los ciprínidos. La cría resultante del cruce es muy similar a la madrilla pero de un tamaño más reducido.

El crecimiento de las crías del alburno es lenta. Así los alevines suelen rondar los 2 milímetros de longitud. Estos son bastantes voraces alimentándose de cuanto microorganismo encuentra entre las algas donde se desarrollan.

Cuando cumplen el año suelen llegar a medir unos 3 centímetros de longitud para pasar a los 5 centímetros al alcanzar los dos años aproximadamente.

 

Cómo pescar alburnos.

Pescando alburnos gigantes.
Un buen pescador debe conocer las costumbres del pez que pretende pescar. Si no es así, difícilmente podrá llegar a tener la suficiente garantía de éxito en su propósito.

Al alburno es posible encontrarlo en aguas con poca corriente, en bancos densos de su misma especie en donde estos se desplazan a cierta velocidad buscando el alimento transportado por rio en su transcurso natural.

Es usual verlos despidiendo reflejos con sus dorsos plateados, yendo y viniendo de un lugar a otro dentro de una misma zona del río, buscando esos organismos suspensos en el agua y que constituyen su alimentación.

Hay que saber también que el alburnus alburnus se alimenta prácticamente durante todo el año excepto de los meses en los que el agua está más fría. Por tanto, el alburnus puede pescarse durante cualquier periodo a excepción estos meses en los que hace más frío y en la época del año en la que esté prohibida su pesca al estar protegido.

Se trata de una de las especies cuya pesca es bastante sencilla, ya que son peces voraces que si la temperatura no es demasiado fría morderá el cebo fácilmente.

Por esto mismo, el alburno es un pez codiciado por los pescadores que practican la pesca deportiva. El hecho de ser tan voraz y su  captura tan fácil, esto proporciona numerosas capturas en espacios de tiempo relativamente breves, con la consiguiente satisfacción para el pescador.

Hay pescadores que pueden llegar a capturar hasta 6 ó 7 piezas por minuto.

Con esta especie de pez, existen competiciones deportivas en las que los diferentes pescadores deben sacar el mayor número de piezas posibles. Lógicamente quienes conocen las costumbres de estos pececillos, su alimentación, o zonas por las que suelen moverse tendrán más probabilidades de obtener mayores capturas. De hecho hay quien se dedica a la pesca de este ciprínido durante prácticamente todo el año.

El alburno también sirve como señuelo para otros peces depredadores.

Tipos de pesca.

Los sistemas de pesca más utilizados son los siguientes.

  • Fondo Ligero.
  • Al látigo.
  • A la ametralladora.

Pesca al látigo.

Esta modalidad de pesca es practicada principalmente en Francia y en Italia, concretamente en la región del Piamonte – Turín. Esta gente práctica este estilo de pesca con verdadera maestría.

Pesca a latigo o a mosca del alburno
Pesca a latigo o a mosca.

La pesca a látigo también es conocida como pesca con cola de rata, aunque como mejor la conocerán incluso los no entendidos en el hobby es como pesca a mosca. En el caso del alburno también es posible utilizar moscas artificiales aunque utilizaremos como norma general un gusano o larva.

Esta clase de pesca es bastante amena puesto que podemos ver como el alburno sube hasta la superficie para picar.

La pesca a látigo se práctica en aguas con poca profundidad y escasa corriente.

Como aparejos para esta variedad de pesca utilizaremos  una caña como máximo de 4 metros de longitud, una cola de ratón ligera y un bajo de línea del 0,10 – 0,12.

Para el anzuelo usaremos uno muy pequeño en el que insertaremos como cebo un gusano blanco de la carne o una larva.

La forma en la que pongamos el cebo es importante también. Para ello lo insertaremos firmemente de tal forma que el anzuelo sobresalga por la punta. Debido a que el anzuelo que usaremos para la pesca del alburno debe ser muy pequeño, insertaremos el anzuelo lateralmente al cebo en lugar de hacerlo a través de uno de los laterales de la larva como se hace normalmente.

Debemos lograr como hemos dicho antes al poner el anzuelo, que sobresalga la punta del mismo, justo en el puntito negro que tiene el cuerpo del gusano y que suele atraer estos ejemplares.

En este tipo de pesca, se puede usar como cebo en lugar de la larva, una mosca artificial pequeña “mosca seca”, la cual trabajará al alburno en la superficie.

El tipo de mosca como hemos dicho, será de mosca seca y el color irá en función de la hora y de la estación en la que pesquemos. También deberemos tener presente el tipo de insectos que predominan en la zona.

Lo cierto es con el cebo adecuado, sacar estos pececillos del agua resulta realmente fácil. Con la debida experiencia podemos dar parte de una pieza detrás de otra sin problemas. Para ello podemos usar solamente un hilo del 0,10 con un anzuelo del número 20 debidamente cebado con gusanos de la carne.

 

Fondo ligero.

El método de pesca al látigo es recomendable usarlo por sus resultados en lugares donde exista corriente puesto que ésta corriente induce al pez a comer a flote.

Sin embargo, en rios donde no hay corriente como ocurre en los lagos, es recomendable el sistema de pesca a medio fondo con flotador puesto que los resultados son mejores.

Los mejores aparejos serán cañas largas y flexibles.

El hilo que usaremos para el cuerpo de línea será de 0,15 y para el bajo de línea del 0,10 o inferior.

flotador transparente en forma de huso
Distintos tipos de flotadores.

El flotador que usaremos será un en forma de huso, al cual añadiremos un pequeño plomeado que no haga le perder sensibilidad y le permite posicionarse verticalmente lo antes posible.

El plomeado será siempre proporcional al flotador que usemos y que consiga ponerlo verticalmente rápidamente. Estos plomos los dispondremos por ejemplo, de tal forma que estén concentrados a unos 25 centímetros del cebo o a intervalos regulares en el sedal que está sumergido en el agua. De ambos modos conseguiremos que el cebo descienda hasta la profundidad que queramos rápidamente.

Además de las cañas largas, también es conveniente tener a mano una caña corta. Esto es debido a que los peces suelen ir a comer a las orillas, con lo que conseguiremos aprovechar estos desplazamientos de los alburnos.

Resumiendo en cuanto a los aparejos diremos que en cualquier tipo de pesca que usemos, los anzuelos serán muy pequeños y el cebo estará en función como es lógico del anzuelo. Éste, como hemos dicho se pondrá del modo correcto con lo que evitaremos entre otras cosas que el alburno se clave el anzuelo bruscamente, lo que conseguirá a su vez que el pez se desgarre la boca y se libere quedando herido.

 

A la ametralladora.

Es un tipo de pesca que se usa solamente con este ciprínido y consiste en el lanzado con una sarta de lancetas cebadas.

De esta forma es posible aprovecharnos de la costumbre del alburno de moverse en bancos densos de pececillos de su misma especie y de comer ávidamente mientras se encuentra tanto en el fondo como a medio fondo.

Se trata de un tipo de pesca en el que son utilizados anzuelos especiales.

Estas lancetas consisten en pequeñísimas varillas, no son anzuelos, de unos 15 milímetros de longitud con punta afiliada y doblada para facilitar el enganche del pez. Se pueden considerar también como anzuelos sin rebaba.

Para esta modalidad de pesca usaremos un bajo de línea de unos dos metros y medio en la cual colocaremos unas 20 lancetas separadas por unos 10 centímetros.

Cada lanceta irá cebada por un gusano blanco, el cual insertaremos por uno de sus laterales. El sedal a su vez irá lastrado por plomeado pequeño para que podamos lanzar las lancetas al agua en el lugar donde creamos que se encuentran los alburnos.­

La caña que utilizaremos tendrá una longitud aproximada de unos 3 metros, la cual llevará incorporado un hilo como mucho del 0,20 aproximadamente. Como bajo de línea se usará el hilo de 0,12 en el cual irá situadas las lancetas.

Para aquellos que quieran aprovechar esta técnica en competiciones ya se pueden ir olvidando, puesto que las mismas están prohibidas. Aun así, si disponemos de la suficiente experiencia y utilizamos adecuadamente el cebado del agua, podemos sacar bastante más cantidad de peces lanzando y cobrando sucesivamente que si usamos esta técnica y cobramos de tarde en tarde.

 

Cebado del agua.

El cebado del agua en la pesca de alburno se realiza básicamente cuando estamos en competiciones en los que es necesario atraer el mayor número de estos ciprínidos aunque hay que lo hace constantemente mientras pesca.

El cebado es necesario básicamente debido a que el alburno se mueve en bancos de su misma especie y estos suelen moverse rápidamente de un lugar a otro del río o lago en busca de alimento. Si estos peces encuentran una zona en la que la alimentación es abundante, aunque ésta se haya proporcionado artificialmente, éstos se mantendrán más tiempo en un lugar concreto.

Por supuesto, la elección de la comida que usemos como cebado es importante y de ello dependerá también nuestro resultado en el número de ejemplares que pesquemos.

Muchos pensarán que lo ideal para usar como cebado sería la misma carnada que usamos como cebo. Pues se equivocan totalmente, si llegamos a arrojar un bote de larvas o gusanos, esto lo único provocará será que los alburnos no presten atención a la larva que tenemos como cebo y además conseguiremos que se sacien rápidamente, lo que lógicamente impedirá que vuelvan a picar.

Esto será una máxima a la hora de cebar, que la cebada no sacie al pez porque si lo hace evitaremos pescar ninguna pieza.

Además será conveniente que la pasta que usemos se disuelva rápidamente en el agua. Aunque las pastas son fáciles de elaborar, puede que no dispongamos de las mismas.  En estos casos podremos echar algunas larvas para despertar el interés de los alburnos que se encuentren cerca de donde estemos pescando.

 

Elaboración de las pastas para cebado.

Como hemos dicho, la función del cebado es conseguir que los alburnos se mantengan en la misma zona donde estamos pescando pero sin llegar a saciarlo. Así por ejemplo, ingredientes como la harina, el pan rallado o la leche en polvo consiguen despertar el apetito del pez sin llegar a saciarlo.

La forma de elaborar las pastas es realmente sencillo, tan solo deberemos mezclar diferentes alimentos propios del alburnus alburnus y algún atrayente para hacerla más irresistible.

Así por ejemplo, podemos mezclar patatas cocidas, harina de trigo o de maíz, o ambas juntas. A continuación se aromatizan por ejemplo con anís, menta o incluso con vainilla.

Además de esto, debemos procurar que la pasta tenga el mismo color que el cebo, ya sea blanco u otro color del que puedan venir coloreados los gusanos o larvas.

El tema del cebado viene también determinado por la zona donde nos encontremos, así por ejemplo los franceses suelen utilizan patata cocida amasada con harina blanca o con galletas desmenuzadas, siendo igualmente efectivo en ambos casos.

Un truco usado por los pescadores profesionales para procurarnos el mayor número de capturas, es situar el cebo a la misma profundidad que el cebado, el cual irá descendiendo poco a poco.

 

El alburno en el acuario.

Los alburnos pueden vivir en cautividad en acuarios si las condiciones que les facilitamos son las correctas.

Para ello, debemos proporcionarles un acuario lo suficientemente grande a razón aproximada de unos 30 litros de agua por cada ejemplar. Hay que tener en cuenta también que estos peces son gregarios, por lo que deberemos proporcionarles algunos ejemplares de su misma especie para convivir. No es recomendable mezclarlos con otras especies distintas.

El acuario deberá estar situado en un lugar donde las condiciones lumínicas sean más bien con poca luz y deberemos proporcionarle un fondo con las suficiente plantas y el fondo de gravilla.

Estos peces suelen tener su hábitat en aguas bien oxigenadas, por lo que tendremos que proporcionarles una bomba de oxigenación de agua.

Además, sabiendo que los alburnos suelen permanecer constantemente en movimiento, tendremos que dejar libre de obstáculos al menos un pasillo en el acuario para permitir que naden libremente.

Un detalle importante es que tendremos que tener tapado el acuario para impedir que puedan saltar y caer fuera del acuario.

Como alimentación, les proporcionaremos larvas de mosquitos y el típico alimento de escamas.

 

Como cocinar alburno.

El alburno se come, de hecho son los ciprínidos con una carne muy fina y que mejor responden a la hora de freírlos.

< Alburnos fritos.

También te puede interesar:

 

 

Deja un comentario

Leer más
Tiburón de siete branquias.

  Características del tiburón de siete branquias. El tiburón de siete branquias conocido por el nombre científico de Heptranchias Perlo...

Cerrar