El salvelino, desde américa a todo el mundo

El salvelino, también conocido con los nombres de trucha alpina o trucha ártica. Su nombre científico es Salvelinus alpinus y pertenece a la familia salmónidos (Salmonidae).

Taxonomia del Salvelino
Taxonomia del Salvelino.

También recibe los nombres  de  salmón de fuente o trucha asalmonada.

Otra especie que sin ser la misma es bastante parecida es la trucha de arroyo conocida por el nombre científico de Salvelinus fontinalis, de dimensiones algo menores pero muy valorada en pesca deportiva.

Su nombre en inglés es Arctic char o Arctic charr.

 

Cómo es el salvelino.

Salvelino reciente sacado del agua - wikipeces.net
Salvelino reciente sacado del agua.

Como podemos ver, este salmónido se corresponde con un pez de pequeñas dimensiones cuyo aspecto es bastante parecido al de otras especies como las truchas.

Tiene un cuerpo ahusado, compacto y redondeado que finaliza en una boca de grandes dimensiones. La parte exterior está constituida por escamas pequeñísimas a diferencia de otros salmónidos.

Aquellos individuos en los que predomina el color rosado en sus carnes es debido a que su alimentación es rica en cangrejos. De ahí el sobrenombre que adquieren de salmonado.

La aleta caudal es homocerca (presenta dos lóbulos del mismo tamaño y la columna vertebral no se prolonga a través de ellos) y ahorquillada (dos extremos separados formando un ángulo).

 

Color del Salvelinus alpinus.

Colores del salvelinus - wikipeces.net
Colores del salvelinus.

La librea básica de esta especie es el color pardo verdoso en la parte superior o dorsal, el pardo claro en los costados y el blanco amarillento en la ventral.

Además de esto, podemos apreciar como la aleta dorsal, la segunda dorsal adiposa, la parte superior de la su cabeza, así como la zona dorsal y a lo largo de la línea lateral del pez  hasta llegar casi a la zona del vientre, hay bastantes manchas de color blanco marfil y en forma de puntos.

Estas manchas punteadas también adquieren en ocasiones un tono anaranjado, todo ello sin seguir un patrón en cuanto a su posición determinado.

Las aletas pectorales, la anal y ventrales tienen el primer radio listado de color blanco, que termina en una línea negra y delgada.

Esta librea de la trucha alpina puede cambiar de forma notable dependiendo del curso o hábitat en el que se encuentre, ya que su mimetismo cambia dependiendo en función del periodo de año en el que se encuentre y su sexo.

 

Reproducción.

Salvelinos remontando el rio
Salvelinos remontando el rio.

La freza y reproducción del salvelino alpino tiene lugar entre los meses comprendidos entre finales de octubre y principios de febrero.

Es posible distinguir este periodo con tan solo ver como el macho adquiere unos tonos más vivos tanto en los costados como en sus aletas, siendo especialmente notable en las bandas blancas y negras de sus aletas pectorales, la anal y ventrales.

La madurez sexual de estos pequeños salmónidos es realmente precoz comparada con otras, adquiriéndose con tal solo un año en los machos y con dos años en las hembras.

El comportamiento de los salvelinos en los meses de reproducción es bastante parecido al de la trucha común..

Estos remontan los cursos de los ríos como especies como el salmón hasta llegar a zonas donde el agua es limpia y los fondos pedregosos y hay bastante corriente sin llegar a torrentes excesivos.

Como dato curioso, señalar que las hembras expulsan del orden de unos 3000 nuevos cada una y esto lo realizan durante la noche.

Trucha ártica - wikipeces.net
Trucha ártica.

Los huevos tienen un tamaño aproximado de entre los 4 y 6 centímetros de diámetro. Estos quedan depositados entre las oquedades del fondo, entre las rocas donde además encuentran refugio.

La incubación se produce cuando la temperatura del agua oscila sobre los 6º C y durante un periodo de 70 a 80 días.

El saco vitelino (que es la estructura embrionaria en forma de saco que cubre al embrión del salvelino alpino termina eclosionando pasadas unas cuatro semanas.

Una vez que el alevín nace, su alimentación es prácticamente similar a los alevines de la trucha común con la salvedad de que termina desplazándose a zonas más profundas antes que su pariente.

Estas crías durante las estaciones de primavera y el verano, permanecen en la misma zona donde han nacido, para desplazarse con las crecidas del otoño al lugar de donde vinieron sus progenitores.

En la actualidad, existen híbridos cruzados artificialmente, al menos en un principio, entre el salvelino el cual es originario de América del Norte y la trucha alpina que es propia de Europa.

Con esto se ha conseguido ejemplares que muestran las propiedades de rápido crecimiento de los primeros y el sabor y características propias de la carne más fina de la trucha alpina.

 

Tamaño del Salvelinus alpinus.

Diferentes tamaños de salvelinus
Diferentes tamaños de salvelinus.

Es un pez cuyas dimensiones no suelen superar los 50 centímetros de longitud. A pesar del tamaño, es una especie que experimenta un rápido crecimiento, pudiendo alcanzar a los tres años de edad, siempre y cuando las condiciones ambientales lo permitan los 900 gramos de peso e incluso el kg.

 

Dónde vive el salvelino.

Dónde vive el salvelinus alpinus
Dónde vive el salvelinus alpinus.

Esta especie es originaria como he dicho de Norte América. Fue en el año 1889 cuando fue importado desde los Estados Unidos hasta Europa.

Está ampliamente difundido en ese país por los lagos y ríos de montaña, en su vertiente Atlántica. En muchos de estos lugares donde es posible hallarlo en la actualidad fue introducido artificialmente.

Su distribución incluye la costa de Canadá desde Newfoundland hasta la bahía de Hudson. En Estados Unidos estos peces habitan las aguas dulces de Minnesota hasta la cuenca del Misisipi.

Hoy en día está difundido por la mayoría de lagos y ríos de Europa noroccidental donde se ha aclimatado perfectamente. El salvelino en España que fue introducido en los Pirineos en los años 30, a pesar de que es posible verlo en los cursos altos de los ríos y lagos  de montaña de la zona norte desde los pirineos hasta Galicia, su número no es importante sobre todo debido a las condiciones climatológicas.

La característica principal en cuanto al tipo de aguas en el que se desarrolla, es que éstas deben ser frías y oxigenadas. Estas se corresponden generalmente con las de los torrentes de montaña, los cuales no son actos para la trucha común al ser demasiado fríos.

Las zonas donde hay más probabilidades de ver un ejemplar es las hoyas situadas bajo las cascadas y entre rocas, estrechas y profundas. También muestra predilección por los lugares con bastante vegetación y grandes corrientes.

Otros lugares del mundo donde se encuentra el salvelino serían México, Argentina, Chile, Colombia. En África lo podríamos encontrar en Kenia. En Asia habita las aguas de Japón, India, Nueva Zelanda, Australia.

 

Qué come el salvelino.

Salvelinos alpinus en aguas semicongeladas
Salvelinos alpinus en aguas semicongeladas

Como he dicho, a este pez le encanta las aguas torrenciales de los cursos altos de los ríos. Estos que se corresponden con zona de montaña, son aguas muy frías incluso en verano.

La alimentación básica de la trucha alpina es a base de insectos, crustáceos, larvas y lombrices.

Es un pez predador, al igual que la trucha común si tiene la ocasión de engullir algún pequeño pececillo lo hará gustosamente (sobre todo alevines de otros salmónidos e incluso de su propia especie).

Además, la trucha ártica es habitual verla rastreando en busca de una presa, yendo hasta medias aguas o hasta el fondo aprovechando la facilidad con la que se puede mimetizar. Es sin duda, bastante más agresiva que la trucha común.

Es un pez vivo y valiente. El hecho de que permanezca en lagos y ríos con aguas frías le permite permanecer activo incluso en invierno, temporada en la que otros salmónidos se mantienen aletargados. Durante ésta época fría, el salvelino podría ser objeto de pesca perfectamente si no existieran vedas que lo impidieran.

Llega a tal punto su resistencia a las aguas frías de nieve o de glaciar que es de las pocas especies por no decir el único que casi no se ve afectado por estas temperaturas.

 

Comportamiento de los salvelinos.

Se sabe que no existe una diferencia sustancial en el comportamiento entre individuos más o menos adultos dentro de esta especie, sin importar tamaño, incluso sexo.

Trucha común.
Trucha común.

La única diferencia vendría de los ejemplares que se encuentran en un estado avanzado de edad que vendría a ser cuando contaran con los 7 ó 8 años de edad. Estos se comportarían de manera bastante similar a las truchas comunes, perdiendo esa vitalidad y valentía que los caracteriza en otras etapas más jóvenes.

En cuanto al horario en el que se alimenta, en la estación de primavera, estando en aguas profundas, éste franja horaria estaría comprendida en las horas de la mañana y de la tarde (horas en las que hay claridad).

A partir de las horas del crepúsculo y la noche su actividad cazadora se vería reducida bastante.

En la estación de verano la cosa cambia, a diferencia de lo que ocurre en primavera, permanecería cercano a la superficie o a media agua. Durante este periodo, al Salvelinus alpinus es bastante activo durante todas las horas del día a excepción del periodo donde el sol calienta con más fuerza.

Al llegar el otoño, el salvelino se acerca aún más a la superficie, incluso a pocos centímetros cerca de la orilla, donde buscaría las moscas e insectos que sobrevuelan y caen en el agua.

En esta última estación, la actividad del salvelinus se vuelve particularmente intensa en las horas de la tarde y en el crepúsculo, llegando a producirse incluso hasta entrada la noche.

Al llegar el invierno y con los primeros fríos intensos, comienza a remontar los ríos y corrientes, incluso si estas son fuertes, llegando a superar obstáculos como cascadas de hasta 3 metros, todo ello gracias a la fuerza que muestra.

A pesar como hemos dicho que la baja temperatura de las aguas no les afecta sobremanera, su alimentación disminuye considerablemente tanto en machos como en hembras.

Rios de aguas frías donde los salvelinos se dirigen a realizar la freza
Rios de aguas frías ideales para la freza.

Esto se debe a que las células sexuales que se van acumulando en el interior de su cavidad abdominal van creciendo y con ello presionan su aparato digestivo, provocando que disminuyan sus ganas de alimentarse.

Cuando el salvelino desova, éste vuelve al lugar de donde comenzó a remontar el río hasta llegar al lugar de la freza, comenzando otro ciclo que terminará de nuevo en la estación más fría.

 

Pesca del salvelino.

Para tener éxito en la pesca de este salmónido y de otras especies, lo primero que debemos saber es qué tipo de aguas son las ideales para él y por tanto donde hay más probabilidades de encontrarlo.

El ambiente ideal para el salvelinus consiste en ríos o riachuelos de aguas bajas y frías, con corrientes rápidas, en los cuales haya obstáculos naturales que rompan la corriente y para rizar más el rizo, que las riberas tengan bastante vegetación para que les surta de insectos.

En aguas más profundas también los puede haber, pero será solo en el caso de que falte alimento aguas más arriba y siempre en la estación de primavera.

Ya digo que es poco usual verlo en aguas profundas y  en los ensanches de los ríos, no obstante si estas aguas son limpias, con temperaturas bajas y bien oxigenadas, también es posible que se adapte al hábitat.

Debemos saber además del tipo de ríos, también el lugar exacto donde deberemos lanzar el señuelo. Para ello exploraremos tanto los remolinos, como los refugios de la orilla donde el agua permanece “muerta”. Cerca de las cascadas y rápidos, donde el agua tiende a tranquilizarse. Todos estos lugares es donde el salvelino suele permanecer la mayor parte de su tiempo.

La mejor temporada de pesca es la primavera, ya que en esta estación aún hay suficiente corriente de agua. También en verano y otoño, pero después de una buena lluvia que haya enturbiado el agua y subido su nivel.

 

Mejores cebos.

Ya he dicho que esta especie, como el resto de salmónidos es depredadora. Gracias a esto, es posible su pesca sin problemas.

La alimentación favorita de las truchas árticas son los crustáceos como lo cangrejos de río, las larvas, insectos, lombrices y alevines o pececillos de otras o incluso de su propia especie.

Es posible pescarlo tanto con cebos naturales como con cebos artificiales.

Los cebos naturales como es lógico consistirán en utilizar organismos que constituyen su alimentación básica. Los mejores serían las lombrices, las larvas de los friganeidos o efemerópteros por ejemplo, pececillos que pueden ser vivos o muertos, saltamontes, grillos, etc.

En cuanto a los cebos artificiales más usados y por tanto más eficaces tenemos los peces artificiales articulados, las moscas sumergidas, los plugs, devones, moscas secas o cucharillas giratorias.

La utilización de estos tipos de cebos artificiales es necesaria en ocasiones al no ser posible realizar un lance correctamente al tener que hacerlo a una distancia considerable.

Cebos vivos para la trucha alpina
Algunos cebos vivos para las truchas alpinas.

En estos casos es conveniente el uso de cucharillas giratorias de poco peso, como máximo de dos gramos. Con el uso de este señuelo evitaremos en la medida de lo posible la desconfianza del salvelinus.

Es por esto que para lanzar a lugares complicados, angostos y alejados considero que es más conveniente el uso de cebos artificiales.

A continuación vamos a dar un repaso a cada una de las técnicas de pesca en función del cebo utilizado.

 

Pesca con lombriz.

El tipo de aparejos varían ligeramente en función del cebo que queramos usar, así por ejemplo en la pesca con lombriz usaremos una caña rígida de cuatro metros y un carrete de tambor giratorio.

En este caso emplearemos un hilo de nylon  0,25 y un bajo de línea del 0,16 (todo aproximadamente). El anzuelo será del número 8. Por último el plomeado lo pondremos agrupado en cinco gramos en función de la fuerza del agua.

 

Pesca con larvas.

Cuando queramos pescar usando como cebo larvas de insectos, emplearemos los mismos aparejos que en el caso anterior pero con una caña será más manejable y lógicamente el anzuelo irá en función del cebo.

Los plomos se dispondrán de tal forma que irán situados a intervalos de diez centímetros y con un peso por gramo de tres gramos como máximo. El último plomo irá situado a unos 50 cm., del señuelo.

Cuando lancemos, deberemos dejar flotar el hilo a la deriva en las corriente como si no estuviera unido al cebo y al resto de aparejos incluida la caña. En cuanto notemos que ha picado, clavaremos despacio pero sin titubear.

 

Pesca con pez vivo o muerto.

Usando como cebo un pececillo vivo usaremos la misma técnica de pesca que se usa para la trucha común e incluso otras especies como la trucha arco iris.

Los aparejos básicos para aquellos que anden un poco “pez” en el tema serían una caña para lance medio, plomos deslizables entre dos puestos fijos. El peso de éstos vendrá en función de la fuerza de la corriente y un anzuelo normal del número 6, el cual introduciremos por el dorso o el extremo del pececillo.

Para usar un pez muerto como cebo lo ideal es usar los mismos aparejos pero con una caña de lanzado medio y monturas ondulantes.

Los lugares ideales para poner peces como cebos, tanto vivos como muertos y sobre todo para piezas grandes, son las hoyas que se forman bajo las cascadas, también en los lugares donde los torrentes paran y el río se ensancha o en los grandes remolinos formados donde terminan los rápidos, también son lugares aptos para estos cebos.

 

Pesca con insectos.

Como he dicho anteriormente, esta especie es apta para practicar su pesca deportiva con numerosos cebos, todos ellos eficaces según la zona y el método de pesca que usemos.

Así la pesca con insectos como saltamontes o grillos se usarán de forma similar a los empleados en la pesca con larvas o a lo que se denomina a flote.

Esta técnica (a flote) recibe el nombre de “a la sorpresa”. Consiste en realizar un lanzamiento de tal forma que el insecto caiga en el agua y realice un movimiento “natural” sobre la superficie, como si intentara salir huyendo del lugar.

El lanzamiento intentaremos realizarlo cerca de la cola del salvelino, el cual al observarlo realizará un giro rápido intentando cazarlo, incluso saliendo totalmente del agua si fuera necesario.

La mejor época para la pesca “a la sorpresa” son las horas en las que más calor hace en los meses de verano.

Para esta técnica de pesca es necesario lógicamente haber avistado previamente la pieza. En caso de no tener a la vista ninguno recurriremos a lo que se denomina el “lance batiente” que consistirá en realizar sucesivos lanzamientos imitando el movimiento natural del insecto sobre el agua en lugares donde sepamos que es probable que estén estos peces.

Este tipo de lance usando mosca es muy usado para conseguir llamar la atención de la presa.

 

Pesca con mosca seca sin alas.

Moscas artificiales
Algunas moscas artificiales.

La pesca con mosca del salvelino y de cualquier otro salmónido requiere cierta experiencia práctica e incluso técnica. Deberemos conocer el tipo de mosca más ideal en función de la temporada que nos encontremos.

  • De marzo a octubre mosca tups.
  • Entre mayo y agosto y en el ocaso del día es recomendable también la mosca phalen’s.
  • Para los meses de marzo a mayo tienen buenos resultados la mosca March Brown.

Por supuesto existen numerosos modelos de mosca seca en el mercado, la mayoría de ellas con la suficiente fiabilidad para proporcionarnos un excelente día de pesca.

Para especializarnos mejor en este campo recomiendo consultar guías especializadas o profesionales que nos puedan asesorar convenientemente. Al final os dejo algunas guías para que podáis descargarlas aunque ya os aviso que podéis encontrarlas fácilmente con poco que busquéis en internet.

Aun cuando estéis “empapados” de toda la teoría que encontréis, es necesario la práctica para poder tener garantías de éxito. Los tipos de lances son variados y se harán de acuerdo al terreno, tipo de aguas, fuerza del mismo, obstáculos naturales, etc.

Entre estos lances tenemos los verticales, batientes, los laterales, los lances de ángulo, de obstáculo con el brazo extendido, etc.

Los mejores lugares para el uso de esta técnica son los lances cercanos a la orilla, corrientes lentas, sombreadas y profundas.

 

Pesca con mosca sumergida.

Los lugares ideales para el uso de la mosca sumergida son aquellos torrentes con velocidad media y profundos además de con superficie con cierta pendiente.

Al observar la picada, esperaremos un instante el clavado definitivo que será rápido y sin dilación.

 

Pesca con cucharillas giratorias u ondulantes.

Cebos artíficiales
Algunos cebos artificiales aptos para la pesca del salvelinus.

Estas serán de colores vivos y llamativos. El color de estas cucharillas será dorada o cobriza en aguas limpias, negra en aguas cristalinas y plateadas en aguas más turbias.

El peso de la cucharilla oscilará entre los dos y cinco gramos, dependiendo de la profundidad del agua y la fuerza de la corriente. (Dependerá de la experiencia del pescador en todo caso).
La cucharilla es necesario que sea vista por el pez pero sin llegar a molestar por el fuerte contraste del color de ésta con el medio que la rodea. Por eso, lo de utilizar diferentes colores dependiendo del tipo de agua.

El método de uso de la cucharilla será bastante similar al utilizado en la mosca. Deberá lanzarse de modo que de pequeños saltos, rozando obstáculos y sin que estos saltos sean excesivos. Su uso estará supeditado a los cursos altos de los ríos.

Si queremos usar la cucharilla en aguas más abajo, deberemos permanecer “escondidos” lo máximo posible.

No es posible asegurar qué tipo de reacción tendrá el salvelino una vez que haya picado, puesto que sus reacciones son imprevisibles. Lo que sí que se puede decir es que su defensa será enérgica, pudiendo incluso dar saltos fuera del agua para intentar liberarse del anzuelo. Si no lo consigue, lo normal es que se deje arrastrar por la corriente.

Decir por último, que la pesca deportiva de esta especie nos pone a prueba como pescadores, lo cual resulta gratificante cuando logramos pescar un ejemplar, pero en todo caso debemos saber que para tener las más mínimas probabilidades de éxtio debemos ser primero hábiles y después pasar desapercibidos para nuestra presa.

 

Puedes descargarte los siguientes archivos para ampliar información sobre esta especie (archivos disponibles en internet de forma gratuita.  Catalogación del salvelino como especie exóticaTécnicas de pesca útiles para el salvelino.

También te puede interesar: (Salvelino)

 

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, puntúalo y ayúdanos a mejorar la información que te ofrecemos. Muchas gracias por tu ayuda.
0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Leer más
Leuciscus idus - wikipeces.net
Leuciscus Idus

El más conocido de todas las especies del género Leuciscus es sin duda el  leuciscus idus o también conocido por...

Cerrar