Perca sol, un pez pequeño con una librea única

La perca sol es conocida por el nombre científico de Lepomis gibbosus.

Taxonomia del perca sol. - wikipeces.net
Taxonomia del perca sol.

Se trata de una especie de agua dulce perteneciente al orden perciformes y la familia de los centrárquidos (Centrarchidae). También es conocido por el nombre de pez sol.

Cómo se dice en inglés percasol. pumpkinseed

 

Cómo es un percasol.

Cómo es un perca sol - wikipeces.net
Cómo es un perca sol

Como podemos ver en la imagen, su fisionomía y librea es muy característica y fácilmente reconocible, incluso para los no iniciados en la pesca de ningún tipo.

Dispone de una coloración viva y llamativa, cuyo cuerpo tiene forma de disco cuando llega a ser adulto.

De cuerpo redondeado, alto y comprimido lateralmente, está lleno de escamas de tamaño medio. Cuando lo tocamos podemos comprobar que a pesar de sus llamativos colores presenta ciertas asperezas.

Tiene dos aletas dorsales, las cuales están unidas, la una a la otra. La primera de estas aletas, comienza a la altura del opérculo y está formada por un total de 10 a 12 radios, óseos y espinosos. La segunda, que tiene forma ondulada y radios blandos, presentando cierta flexibilidad.

La aleta caudal es homocerca (con lóbulos iguales,  redondeados y sin prolongación con la columna vertebral) y los radios de la misma son flexibles como la segunda aleta dorsal.

La aleta anal, la cual tiene forma lobulada, tiene unos tres radios óseos y espinosos, siendo el resto flexibles y de menor dureza. Las aletas ventrales tienen una posición torácica.

La boca, a pesar de su minúscula abertura es robusta y está provista de minúsculos dientes y puntiagudos, presentando cierto prognatismo (partes bucales prominentes).

Por último decir que sus ojos, los cuales puede mover, son desproporcionadamente grandes. Además, es normal que estén bordeados de un aro color dorado.

 

Qué color tiene.

Librea del percasol - wikipeces.net
Librea del percasol.

Como he dicho antes, tiene una librea muy característica e inconfundible. El dorso o parte superior  es de color verde azulado. En esta parte de su cuerpo también presenta líneas transversales de color verde y azul metálico

El tono predominante de la parte superior se va difuminando a medida que bajamos por los costados en un tono amarillo cada vez más acentuado, hasta convertirse en la zona ventral en rojo anaranjado.

Se caracterizan por la presencia de una mancha negra rodeada de rojo detrás de los opérculos, la cual está a su vez esta rodeada de una mancha de color rojo vivo que destaca en cada costado.

Lo cierto es que se trata de un pez que puede llegar a embellecer y dar color a un acuario gracias a su librea colorida y elegante, su forma proporcionada y su pequeño tamaño. Por si esto fuera poco, tiene una resistencia considerable, aun incluso si no lo alimentáramos regularmente.

 

Qué tamaño alcanza.

Siempre que las condiciones de alimentación sean favorables, se han llegado a observar perca soles de 25 cm., de longitud, aunque su longitud media suele ser de unos 20 cm.

Con una alimentación óptima y un ambiente excepcional, puede llegar a alcanzar un peso potencial de 1 kg al menos.

 

Dónde vive la perca sol.

Habitat de la perca sol. fte. DiscoverLife.org
Habitat de la perca sol. fte. DiscoverLife.org

El lepomis gibbosus es originaria de América del Norte, donde su hábitat comprendía las zonas que podemos ver en el mapa. Desde aquí, fue introducido en Europa a finales del S. XIX, en cuyas aguas se adaptó rápidamente, extendiéndose por prácticamente todas las latitudes incluida España.

En la actualidad es posible pescarlos en los ríos, lagos y embalses de prácticamente toda la península Ibérica (España y Portugal comparten practicamente todos sus ríos) y Europa occidental, incluida la mitad norte de Italia e incluso en el extremo meridional de Suecia.

Es una especie gregaria, que es posible verla en grandes bancos con otros individuos similares, sobre todo cuando “emigran” desde los fondos a las orillas en la que predomina la hierva, tanto subacuática como superficial.

 

Qué tipo de aguas prefiere.

Son peces de agua dulce de colores que les encantan los ambientes limpias y donde éstas permanezcan tranquilas o con una corriente lenta y constante. Elije las zonas donde el sol incide la mayor parte del día y donde que no sean profundas, para que pueda calentarse lo antes posible en cuanto llegue el calor en la primavera.

Hábitat preferido por las percas sol - wikipeces.net
Hábitat preferido por las percas sol.

A pesar de sus preferencias, este pececillo es capaz de adaptarse a diferentes hábitats, ya sea a zonas frías, con corrientes acusadas o cuencas con grandes desembalses de agua con lo que el nivel del agua varía constantemente.

Desde que es alevín, permanece en cardumenes de su propia especie junto a las orillas, en aguas de poca profundidad y con bastante hierba. Estas zonas herbosas que pueden ser subacuáticas, superficiales o flotantes, les sirven a estos pececillos para esconderse a la espera de poder abalanzarse sobre una presa.

A medida que crecen y se hacen adultos, las percasoles van abandonando esa tendencia gregaria, aunque no totalmente, prefiriendo permanecer aislados.

Lo que realmente determina hallar o no perca soles en un ambiente es la presencia de alimento adecuado para estos centrárquidos.

Es tal  la importancia en su supervivencia de la existencia de alimento adecuado, que el hecho de que éste sea escaso, ocasiona que los ejemplares adultos sean cada vez menores, de generación en generación, disminuyendo el número de crías nuevas y ocasionando incluso enanismo.

Los alevines del sol lepomis, es una fuente de alimento estupenda para otras especies con mayor valor para la pesca deportiva e incluso culinario como son otros peces entre los que se incluyen el lucio, el black bass o perca americana, las anguilas y los barbos. En eel cuadro biológico, la lepomis gibbosus cumple una función similar a los albunos o a las bermejulas, a las cuales puede llegar incluso a sustituir en un ambiente concreto.

 

La percasol como especie invasora.

Otras especies del género Lepomis
Otras especies del género Lepomis

Está considerada como una especie invasora y nociva, puesto que uno de sus alimentos preferidos lo constituyen los huevos y larvas de especies, la mayoría de especies autóctonas de nuestras aguas (de España).

Es capaz de destruir el equilibrio biológico de un hábitat, ya sea un estanque, una acequia, arroyos, embalses o riachuelos debido a lo prolífica que es.

Aunque también la perca sol es atacada por otros individuos carnívoros superiores, es capaz de difundirse y ambientarse rápidamente a muchos tipos de ambientes.

 

La reproducción.

Pareja de percas sol o percasoles
Pareja de percasoles.

Su reproducción se produce en la estación en las que los rayos de sol inciden con más fuerza, generalmente entre los meses de mayo y finales de julio, pudiendo llegar a producirse la freza incluso en el mes de agosto.

Lógicamente el elemento que determina la época de la freza es la temperatura del agua.

La percasol, necesita que el agua supere los 16 º C para comenzar la reproducción.

Antes de comenzar la freza, los cardumenes de estos pececillos se dirigen a las orillas , preferiblemente en la que predomine la hierva como he dicho antes, comenzando prolongadas luchas entre machos para determinar quien se queda con la hembra.

Así, los machos ganadores se quedan con la hembra en cuestión, apartándose ambos del grupo y comenzando la “su vida en pareja”. Esta relación tiene una duración de una semana aproximadamente, periodo que dura el desove.

Antes de desovar, la pareja necesita casa para sus alevines. Por ello, ambos buscan una zona donde la profundidad no sea superior a los 30 cm., con poca o ninguna corriente y próxima a las orillas con fondos de arena y gava.

Una vez que han encontrado la “parcela” comienza la construcción del nido. Este puede ser construido por ambos al mismo tiempo o de forma alternativa uno y otro, pero siempre participan ambos progenitores. El nido tendrá forma circular y tendrá una pequeña hendidura en el centro.

Nidos hechos por percas sol en época de reproducción
Nidos hechos por percassol en época de reproducción.

En cuanto a la dimensión del nido vendrá en función del tamaño de la pareja, pero suele oscilar entre los 40 y los 60 centímetros.

Una vez que tienen su “casita” o nido, comienza el desove. Para ello la hembra, comienza a frotar su vientre contra el fondo del nido, dando sucesivas vueltas y permaneciendo junto al macho al que termina abandonando poco después.

En el video, a partir del minuto aproximadamente, podemos ver como una pareja de lepomis gibbosus, primero construyen su nido, colaborando ambos en la elaboración y posteriormente podemos observar como la hembra frota su vientre con la gravilla para facilitar su desove.

Los huevos que tienen un diámetro aproximado de entre 1 y 1,5 milímetros. Estos permanecen amanojados una vez que son expulsados por las hembras, las cuales ponen del orden de 200 a 400 huevos.

Durante la incubación de los huevos, cuyo periodo oscila ente los 7 y 10 días, el macho permanece junto al nido guardándolos de posibles depredadores. La hembra también se queda cerca del nido con la misma función protectora.

Un mismo macho puede aparearse con varias hembras, las cuales utilizarán el mismo nido para sus huevos. Gracias a este mecanismo, el espacio necesario para crear nidos, no será excesivamente grande con lo que es posible  protegerlos mejor.

 

La alimentación.

Su alimentación es básicamente omnívora. Está constituida por otros invertebrados, larvas de insectos, pequeños crustáceos y gusanos, alevines que aun permanecen en el saco vitelino y pececillos pequeñitos de escasos centímetros.

A estos pececitos, el pez sol los ataca por la cola, arrancándoles con un primer mordisco la aleta caudal impidiendo así su fuga. A continuación, los sigue atacando consiguiendo con ello desmenuzarlos y devorarlos.

El hecho de que ataque a sus presas por la cola, es debido al pequeño tamaño de su boca, la cual impide que pueda comérselos de un solo bocado.

Su natación es lenta y regular que aprovecha su capacidad mimética para pasar desapercibido cuando pase una presa alrededor suyo.

Solamente es posible verlo realizar movimientos rápidos pero cortos cuando se dispone a atacar a su presa, lo que ocurre casi siempre a media agua y no a ras de fondo.

Suele buscar su alimento entre la vegetación en la cual permanece, siendo posible que taque también a presas cerca de la superficie del agua.

 

Cómo pescar percas sol.

Pesca del percasol - wikipeces.net
Pesca del percasol .

Debido a su dimensión principalmente y a lo poca consideración que tiene su carne, es difícil ver pescadores que vayan en su busca exclusivamente.

Para todos aquellos que lo hemos pescado en alguna ocasión, sabemos lo fácil que es que ataque los cebos que destinamos a otras presas. Debido a esto, hay que considerar su pesca como relativamente más fácil que otras.

Aun así, si queremos divertirnos sacando un ejemplar tras otro, seguro que conseguimos mejorar nuestra técnica de recuperación y perfeccionar la velocidad de pesca.

Debemos saber que, una vez que damos con un banco de esta especie, tenemos casi asegurada un día de pesca entretenido, lo podemos hacer tanto con cebos naturales como artificiales, a fondo, a medio fondo y al arrastre.

Las mejores zonas para pescar el Lepomis gibbosus son los estanques, recodos de ríos grandes con escasa corriente y abundante vegetación o rica en plancton, embalses y lagos cuyas aguas prácticamente no se mueven, preferiblemente los regulajes y orillas con bastante vegetación.

Si por el contrario los buscamos en ríos con bastante corriente, nuestra búsqueda será inútil.

 

Mejores horas del día para su pesca.

Es posible pescarlo durante todas las horas del día. Por experiencia propia puedo asegurar que a lo largo de una jornada completa de pesca, si se encuentra en la zona, no dejará de caer en la trampa “preparada para otras especies” durante todo el día.

No obstante, debemos saber que suele permanecer próximo a las orillas en la estación templada. Durante esta época, permanece cercano a la orilla, en el crepúsculo del día y en el alba, alejándose ligeramente, unos 5 ó 8 metros durante el resto del día.

Aunque es posible pescarlos durante todo el año, porque su alimentación no cesa, sí que es cierto que a partir de primavera, cuando se dirigen a las orillas, la facilidad para pescarlos será mucho mayor.

 

Aparejos de pesca.

Los útiles básicos para pescar percasoles serán los mismos en cualquier método que usemos de los tres que te presento a continuación. Ninguno de ellos es más efectivo que el otro y su elección vendrá determinado principalmente por el que nos sintamos cómodos principalmente.

Estos útiles consistirán en una caña simple de longitud media (3 ó 4 metros). Será de punta poco flexible si nuestra intención es conseguir una gran cantidad de piezas o de punta muy flexible si queremos disfrutar con su recuperación y observar como combate incansablemente para intentar zafarse del anzuelo.

El hilo que usemos será fino, puesto que la fuerza ejercida no será excesiva. Con uno del número 0.14  será suficiente y en cuanto a los anzuelos estarán comprendidos entre los números 12 y 16. Estos pueden ser cromados, dorados y de pata larga.

  • Pesca a fondo con flotador. Aquí usaremos un plomo ligero y graduable. Tenemos que esperar a que el flotador se mueva durante un rato antes de clavar. Los flotadores a usar en este caso serán delgados y de forma alargada, ya que su toque sería apenas imperceptible si usáramos otro flotador mayor y resistente a hundirse.
  • Pesca a fondo sin flotador. Usaremos como cebo un gusano blanco o lombriz roja. Con ambos la perca sol entra perfectamente y acepta la trampa sin problemas. Sabremos que ha picado cuando la punta de la caña se doble de forma brusca una y otra vez. Deberemos usar un plomo deslizable de unos 5 gramos.
  • Pesca al arrastre. En este caso, podremos usar tanto cebos artificiales como naturales. Esta clase de pesca es similar al usado para la trucha. Usaremos un plomo deslizable de unos 5 gramos de peso.

Debemos recuperarla lentamente, intentando acompañar las envestidas de la pieza, recuperando en el momento en el que no hay tensión.

Como dato curioso decir que podemos usar como cebo artificial un simple pequeño trozo de plástico de color blanco.

En cuanto al cebo a usar en todos los casos presentados, pueden ser desde el gusano blanco o asticot, pasando por la lombriz roja, las larvas de mosca o pequeños gusanos. Todos ellos son eficaces con este pequeño centrarquido. Veremos como cuando lo recuperamos, la mayoría de las veces éste ha engullido el cebo y resulta realmente complicado extraérselo, lo que nos obligará a cambiar el bajo de línea.

Veremos así mismo como lucha incansable, dura y decididamente, al igual que todos los centrárquidos  para liberarse. Estos tirones consistirán en largos tirones del hilo en sentido lateral acompañados de otros hacia el fondo.

Tenemos que tener cuidado cuando cojamos le perca sol para no pincharnos con los radios espinosos de su aleta dorsal.

 Para evitarlo, deslizaremos sus aletas hacia atrás para recogerlas junto a su cuerpo y evitar de este modo herirnos, puesto que aunque no son peligrosas, sí que son dolorosas y pueden llegar a infectarse mientras no las podamos curarlas convenientemente.

 Tenemos que saber que la perca sol se come, el problema viene de lo diminuto que es en la mayoría de las ocasiones. Si conseguimos pescar uno de mayor, podemos llegar a sacar dos filetes sin espinas perfectamente.

 

Cómo criar percasol en acuarios.

El Lepomis gibbosus lo podemos criar en cautividad si problema en un acuario perfectamente.  Saber cómo criar perca sol en pecera realmente no es complicado. Solamente debemos copiar las condiciones del medio natural ideales para estos pequeños pececillos.

El acuario ideal tendrá como mínimo una capacidad de 100 litros, aunque lo ideal es que tuviera unos 150 litros. En cuanto a su interior estará decorado con plantas, rocas, troncos y otros obstáculos que le permitan esconderse. El fondo lo formará una capa de sustrato de arena y grava, para que pueda excavar y hacer sus nidos. Además evitaremos cualquier tipo de corriente en el interior del acuario y deberemos mantendremos el agua con un pH entre 4,5 y 9,5 y dureza entre 1 y 50 ºdGH.

Debemos respetar los plazos naturales que marca su reproducción. Por ello, siguiendo las estaciones del año, mantendremos la temperatura del agua a unos 10º C durante los meses de invierno, aumentando paulatinamente a medida que llega la primavera hasta los 20ºC.

Las percassol, los primeros meses de la primavera son utilizados para alimentarse lo máximo posible para estimular la freza. Por ello, deberemos alimentarlos con presas vivas que formen parte de su alimentación natural. Esto lo realizaremos durante el tiempo necesario hasta que los machos adultos comiencen a cambiar de color.

Estos cambian el color amarillento de su cuerpo por un rojo intenso incluido sus aletas pectorales. Esta será la señal de que están listos para la freza. Las hembras mostrarán su momento exacto en el que están listas para la reproducción cuando su vientre se hinche y su color predominante sea el amarillo.

Debemos procurar, para evitar las peleas propias entre los machos en época de freza, quedar solamente en el acuario una hembra y un macho. (Esto incluye a otras especies).

La reproducción es similar a la descrita anteriormente en el medio natural. A la semana aproximadamente de eclosionar los huevos, debemos separar los alevines de los adultos para evitar el canibalismo. Para ello cogeremos los adultos y los introduciremos en otra pecera a la espera de que las crías sean lo suficentemente grandes como para poder defenderse.

Por último, comentar que estas crías de una semana de vida, pueden comer el mismo alimento de los adultos, siempre y cuando se lo hayamos triturado previamente.

Fuente. Pecesornamentalesmarinodulce.

 

También te puede interesar:

 

Deja un comentario

Leer más
Mapa del Sitio

Peces Albacora Alburno Atún Barbo Bermejuela Black Bass Boga de Mar Boga de Rio Bonito Breca Cabracho Calamar Carpín Chopa...

Cerrar