La perca, el mero de los ríos

La perca, pez conocido también como perca de río, perca europea, así como el nombre científico de perca fluviatilis. Se encuadra dentro de la familia de los pércidos (Perdidae).

Taxonomía de la perca europea fluviatilis - wikipeces.net
Taxonomía de la perca europea fluviatilis. Wikipedia creative commons.

Perca en inglés: Perch.

 

Cómo es una perca.

Perca europea.

Como vemos, la perca es un pescado que presenta un cuerpo alargado y ligeramente comprimido.

La librea del dorso es de color pardo verdoso, tornándose plateado a medida que descendemos a través de los dorsos y llegamos a la zona ventral. En los dorsos, cuando llegan a adultos, suelen aparecer reflejos oscuros y dorados, dependiendo del ambiente donde se desarrollen.

Del dorso salen entre 5 y 7 bandas transversales de color verdoso y que suelen descender hasta la zona ventral.

Dispone de dos aletas dorsales, la primera de ellas visiblemente más grande que la segunda. Ésta primera aleta dorsal, tiene del orden de unos 15 radios espinosos y duros. Por el contrario, la segunda aleta dorsal que también dispone de unos 15 radios, solamente tiene el primero de ellos espinoso, siendo los restos blandos y flexibles. Ambas tienen unidos todos sus radios por una membrana.

La membrana de la primera aleta dorsal tiene una tonalidad oscura, acentuándose este hecho entre los últimos 5 radios aproximadamente.

Por el contrario, tanto las aletas ventrales, como las pectorales, la anal y la caudal, tienen colores característicos. Así, las aletas pectorales son amarillas, la aleta anal y la aleta caudal presentan un color anaranjado, pudiendo llegar incluso a tornarse rojo vivo. Las dorsales como he dicho, presentan un color grisáceo tirando a verdoso.

Si observamos su librea, podemos apreciar que tiene una función mimética, lo que le ayuda a pasar desapercibida con el ambiente que la rodea, sobre todo cuando se dispone a cazar.

Perca con sus aletas color rojo
Aletas con marcado color rojo.

La aleta caudal es homocerca y tiene sus lóbulos redondeados. La aleta anal tiene los dos primeros radios óseos y espinosos.

Estos pescados tienen sus escamas grandes y ásperas al tacto. La línea lateral es rectilínea y muy visible, recorriendo la parte superior del dorso, aproximadamente a dos tercios de altura.

Los ojos son grandes, con la pupila rodeada por un anillo de color amarillo dorado. Su boca es de tamaño medio y sus mandíbulas están provistas de numerosos dientes pequeños.

Sus opérculos tienen en la parte central una espina punzante. Su cabeza es característica de una especie carnívora, con boca grande con numerosos dientes, aunque también puede atrapar sin problemas insectos y animales diminutos.

 

Qué tamaño alcanzan.

Un ejemplar de gran tamaño
Perca fluviatilis de gran tamaño.

Su tamaño y peso normal es de unos 30 cm. de longitud y unos 300 – 400 gr. de peso. No obstante, en raras ocasiones se han llegado a capturar ejemplares que superaban los 45 cm. de largo y los 2 kg., de peso.

 

Dónde vive la perca.

Distribución de la perca europea. Fte. Wikimedia Commons.
Distribución de la perca europea. Fte. Wikimedia Commons.

Primero comentar que es una especie carnívora que puede adaptarse a numerosos ambientes. Prefiere los ríos en los que la corriente sea escasa, lagos o incluso embalses.

Es esencialmente europea y se encuentra extendida por todo el continente prácticamente. Se extiende desde el Mar Negro, al Este en los Urales y por el norte es posible verla cercana al Mar del Norte e incluso en el Reino Unido e Irlanda.

En España esta especie habita los ríos y lagos cercanos a los Pirineos, incluida toda la cuenca del Ebro, no habiéndole expandido en un principio más al sur. Es considerada como una especie exótica e invasora, según el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto. Esto supone que está prohibida dentro del territorio español su introducción en el medio ambiente, transporte, posesión, tráfico y comercio.

Seguramente, al igual que ha ocurrido con otras especies invasoras como la perca americana o la perca sol, la perca fluviatilis termine expandiéndose por el resto de zonas fluviales de España.

El hábitat de la perca es muy similar al del lucio.

Es típica de los lagos y remansos de los ríos donde la corriente es escasa. Prefiere los ambientes limpios y aunque puede soportar temperaturas templadas, prefiere que ésta no sea demasiado fría. Además suele frecuentar las zonas ricas en vegetación y plancton, en las cuales haya fosas profundas y con refugios, donde permanecen en la estación de invierno.

Ambiente típico donde habita la perca de río
Ambiente típico donde habita la perca de río.

Aunque cuando son alevines y no superan los 300 gr. de peso tienen un fuerte instinto gregario, esto desaparece al alcanzar el peso señalado, volviéndose individuos solitarias.

En la imagen superior podemos apreciar el ambiente típico de este pércido. Estos comprenderían amplias zonas en los que abundan los herbazales sumergidos, con profundidades que oscilan entre los 3 y los 5 metros y con corrientes apenas perceptibles.

Los ejemplares más grandes suelen permanecer en zonas estrechas, profundas y con bastantes rocas las cuales utiliza para esconderse. Que exista algún sitio donde poder esconderse es una condición sine qua non para que la fluviatilis se sienta cómoda.

Tanto su instinto gregario, como su alimentación y necesidad de esconderse condicionan su hábitat. A esto se suma la estación del año y por consiguiente la temperatura existente.

 

La perca en invierno.

Así por ejemplo, en invierno buscará cualquiera que sea su ambiente, las zonas profundas en las cuales los cambios de temperatura no sean muy acusadas. Esto ocurre tanto con los ejemplares adultos como con los jóvenes, los cuales buscarán refugios profundos donde haya también pececillos de los cuales poder alimentarse.

Durante esta estación fría, es posible pescar desde la orilla, donde existan fondos rocosos y profundos o desde una embarcación, utilizando para ello cebo vivo (preferiblemente alburnos, los cuales se mantienen activos durante todo el año). Es posible capturar también de esta forma lucios o grandes lochas, los cuales tienen costumbres similares a las percas.

 

La perca en primavera.

Perca sobre la superficie del agua - wikipeces.net
Perca europea sobre la superficie.

Con la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas, tienden a abandonar las profundidades y dirigirse a zonas más superficiales en busca de cardúmenes de pececillos.

Una vez terminada la freza, suelen permanecer cercanos a la orilla en el caos de los ejemplares adultos. También suele ocurrir que remonten los ríos  ( las percas más jóvenes), si es que los obstáculos naturales o superficiales no se lo impiden, realizando desplazamientos considerables.

En esta estación es posible capturar fluviatilis europeas mediante cebos vivos (alburnos, bermejuelas y colmillejas preferiblemente). Deberemos aprovechar para ello, las desembocaduras de arroyos o torrentes, que es el lugar donde se reúnen estos pececillos para alimentarse.

 

La perca en verano.

En ésta época del año, suelen permanecer cerca de las orillas, en zonas donde la profundidad es escasa, escondida entre las hierbas subacuáticas.

Buscará estas zonas, básicamente porque en ellas es donde se encuentran sus presas favoritas, que son los pececillos de cualquier especie.

En las horas cuando las temperaturas son más altas, se alejarán a zonas con profundidades de entre los 2 y los 3 metros donde buscará crustáceos o pequeños gusanos y larvas subacuáticas.

Justo en el ocaso del día, todas las percas se dirigirán de nuevo a la orilla con la intención de alimentarse.

Para ello, adoptan generalmente una posición en abanico. Manteniendo esta posición, algunas percas se separan del grupo, penetrando entre las hierbas y juncos donde se encuentran los cardúmenes de alevines, logrando con ello que salgan estos pececillos de su refugio a donde se encuentran el resto de percas, comenzando con ello el banquete. Esto nos da una idea de la inteligencia de las mismas y su sentido de organización.

Pescarlas en verano con pececillos vivos se hace más complicado, aunque por el contrario las presas que suelen caer son mucho más grandes. Estas suelen ser más confiadas y acercarse más a la orilla sobre todo al anochecer. Suelen permanecer junto a las rocas de fondos profundos, con hierbas superficiales y subacuáticas, además de que en el lugar la corriente sea escasa.

 

La perca en otoño.

Cardumen de percas jóvenes próximas de hierbas subacuáticas
Cardumen de percas jóvenes próximas de hierbas subacuáticas

En otoño, contrariamente a lo que ocurre en primavera, tanto los individuos adultos como los bancos de individuos pequeños y medianos comienzan un movimiento lento y gradual hacia zonas más profundas. Buscarán los fondos rocosos donde permanecerán durante todo el invierno. En estas zonas encontrarán refugio y alimento suficiente como para sobrevivir esta época del año.

En los ríos, también suelen desplazarse (esto lo hacen casi todos los individuos, siendo muy raros los que se quedan en los lugares a los que se desplazan en primavera)  hacia zonas más bajas de los cursos de los ríos, desde donde habían emprendido la remontada unos meses antes, buscando zonas donde la corriente sea escasa.

 

Alimentación.

Perca intentando cazar varios pececillos - wikipeces.net
Perca intentando cazar varios pececillos.

Como he comentado anteriormente, la perca adulta se la puede considerar como carnívora. Su alimentación comprende desde los insectos que sobrevuelan y caen en la superficie a larvas, gusanos y por supuesto pececillos más pequeños.

No ocurre esto cuando son alevines, los cuales al igual que ocurre con otras especies, como el perca sol, el black bass, etc., se alimentan de plancton mientras no alcanzan cierto tamaño.

Este periodo planctófogo en el cual la perca se alimenta casi exclusivamente de plancton dura aproximadamente un año. Después de esto, las percas se transforman en peligrosos depredadores que devorarán cualquier alevín que se cruce en su camino.

 

La Reproducción.

Perca atacando a un alevín de su misma especie - wikipeces.net
Perca atacando a un alevín de su misma especie.

La época de reproducción comienza con el inicio de la primavera, desde mediados de marzo a finales de mayo. Es fácil reconocer esta época sobre todo en los machos, los cuales intensifican sus colores tornándose más vivos. Es entonces cuando los machos se mezclan con las hembras y comienza la emigración hasta las zonas donde realizar la freza.

Estas comprenden las orillas con escasa profundidad, ricas en vegetación subacuática. Además es necesario que la temperatura sea superior a los 10º C., una temperatura considerablemente más baja que la que necesitan otras especies de la misma familia.

El número de huevos que puede llegar a poner cada hembra es muy numerosos, pudiendo poner 1.000.000 de unidades, todos ellos extremadamente pequeños, no sobrepasando los 2,5 milímetros de diámetro. Estos huevos están contenidos en “cintas ováricas” que son unos cordones gelatinosos que pueden llegar a alcanzar los 3 metros de longitud.

Estas cintas ováricas tienen como fin el transporte de los huevos por parte de sus progenitores a lugares apropiados para que sobrevivan con mayores garantías.

El periodo de incubación de los huevos se realiza entre los diez y los 10 y los 18 días aproximadamente, variando el periodo en función sobre todo de la temperatura existente.

Los primeros tres días de los alevines una vez que los huevos han eclosionado, es el periodo en el que más pérdidas sufren, siendo sus principales predadores sus propios progenitores.

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los tres años de edad y los machos a los dos años.

En sus primeros días de vida, una vez que absorben el saco vitelino, comienzan a moverse en cardúmenes muy numerosos, incluso de varios miles de individuos. El ambiente por el cual se mueven, suelen ser en las orillas con apenas profundidad donde abundan las algas.

En poco tiempo comienzan a alimentarse de pequeñas lavas, lombrices también diminutas y demás animalitos acordes con su tamaño. Al igual que ocurre con otras especies como las tencas, su tamaño es condicionado por el ambiente donde viven y la cantidad de alimento que existe en dicho lugar. Su tamaño pasado el primer año puede alcanzar entre los 10 y los 15 cm de longitud.

El hecho es que a pesar de que está catalogada como especie exótica, lo cierto es que su número en la actualidad está disminuyendo. Esto se debe sobre todo a su sensibilidad a la presencia de contaminantes, construcciones artificiales que les impiden la remontada de los ríos para realizar la freza, la disminución de la corriente de los cauces que acaba con los huevos o incluso por la extracción de la arena y grava, necesarias para su reproducción.

 

Comportamiento de la perca.

En este video podemos ver como se comportan las percas cuando se disponen a cazar
 

La perca a pesar de ser un depredador reconocido como especie exótica y perjudicial para los hábitats de los cuales no es originaria, en sus propios ambientes en muchas ocasiones, sus propias presas no temen su presencia.

Es curiosa y al mismo tiempo descuidada. Debido a esto, es posible verla moviéndose entre bancos de alburnos, mientras que éstos prácticamente la ignoran. Esto no ocurre con otros depredadores, los cuales solamente su presencia despierta pavor entre sus posibles presas como son el lucio o la trucha.

Es capaz de disminuir los cardúmenes de alburnos que la ignoran sin que éstos se den cuenta prácticamente, todo un logro sin duda.

De esto se deduce que la perca es un pez inteligente, al menos en cuanto a que consigue el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo. Sus movimientos son lentos y cautelosos y solamente los cambia para realizar repentinos ataques de un metro como máximo de longitud a sus presas.

Esta curiosidad innata en las percas, también es su punto flojo puesto que es capaz de arremeter contra cebos de los que otros pescados huirían.

La posición de ataque de las pescas es similar a la de los lucios. Éstas colocan su cuerpo de tal manera, que la cabeza se posiciona ligeramente por encima de la cola, mientras sus aletas vibran ligeramente justo antes de atacar.

Perca entre hierbas subacuáticas - wikipeces.net
Perca entre hierbas subacuáticas.

Además tiene la facultad, de girarse sobre su propio epicentro en todas las direcciones, todo ello manteniéndose en el mismo punto, o incluso permanecer inmóviles aprovechando su mimetismo a la espera de atacar a su presa.

Las diferencias entre los grandes ejemplares y los más pequeños son bastante más acusadas que en otras especies. Las grandes percas no  remontan los ríos después de realizar la freza, sino que se mantienen en la desembocadura de los afluentes de los lagos, donde termina la corriente en busca de pececillos que se amontonan en estos lugares en busca de alimento.

Innumerables alburnos y bermejuelas pululan en la desembocadura de los afluentes que llegan al lago o embalse en cuestión en busca de alimento y preparándose para la reproducción. En estos lugares también pueden hallar numerosos crustáceos e insectos que después de los rigores del invierno se prestan a una intensa actividad.

Después de la freza, para aquellos que quieran pescar percas, deben buscarlas en los lugares donde otras especies realizan también el desove, ya que las crías les proporcionarán alimento en abundancia.

Lo pequeños alevines se mantienen en grupos muy numerosos, llegando a alcanzar el millón de individuos. Estos son bastantes menos desconfiados que los adultos y es más común verlos cerca de las orillas.

 

Pescar la perca.

Video muy instructivo sobre como lanzar y el uso de cebos artificiales
La mejor temporada para la pesca de la perca es sin duda la primavera. Durante esta temporada salen del fondo y se aproximan a las orillas, pudiendo ser pescados con cebos tanto vivos como artificiales.

En esta estación, la perca necesita alimentarse antes de comenzar con la freza. Esto sumado a su curiosidad, nos permitirá conseguir grandes capturas de percas.

La pesca con cebo vivo la podemos practicar tanto a fondo como a medio fondo.

En la pesca a fondo usaremos una caña de lanzado de unos 4 metros de longitud con un carrete de buena recuperación. El hilo a usar será de 0,25  y el bajo de línea del 0,18 aproximadamente. El anzuelo que pondremos será de color bronce y del número 10 o inferior en función del tamaño del cebo.

En este caso, el cebo natural por excelencia de la perca europea, sería el alburno. Si su tamaño es pequeño, lo anzuelaremos por la boca y si su tamaño es grande por el dorso. Usaremos una caña larga y flexible, con lanzados suaves ya que se trata de un señuelo bastante frágil.

La perca ataca como norma general por la cola y si es demasiado grande la presa intentará morderlo por diferentes zonas de su cuerpo, pero rara vez lo hará por la cabeza.

La picada de la perca también es característica, en un primer momento se aproximará al cebo, mordiéndolo y expulsándolo, como si tratara de asegurarse que es apto para ser ingerido y no es una trampa como de hecho es. A continuación, mediante un ataque decidido engullirá el cebo. La punta de la caña comenzará a doblarse rápida y bruscamente. Es en este segundo momento cuando deberemos clavar.

Es combativa y no se rendirá fácilmente, pudiendo llegar incluso a dar saltos sobre la superficie intentando zafarse del anzuelo.

La pesca a fondo con cebo vivo tiene como objetivo la pesca de los ejemplares más grandes, los cuales suelen permanecer alejados de la orilla a profundidades superiores a los 2 metros.

 

Cebos a usar.

Como he comentado, las percas pueden pescarse tanto con cebos naturales (camarón de río, lombriz roja, alburnos, colmillejas, bermejuelas, etc) como con cebos artificiales (cucharillas giratorias u ondeantes, devones, plugs, imitaciones de crustáceos, insectos, pececillos o gusanos, etc).

Cebos artificiales aptos para la perca europea - wikipeces.net
Cebos artificiales aptos para la perca europea.

Ya hemos dicho que el cebo natural por excelencia sería el alburno, el cual tiende a subir hacia la superficie. Otro que también da muy buenos resultados ya que se forma parte de su alimentación sería la colmilleja.

En todo caso, los cebos deben ser elegidos de acuerdo a la estación en la que nos encontremos. Aun así, sabiendo que la perca fluviatilis acepta múltiples cebos, debemos conocer que  en la temporada fría, prefiere los cebos vivos (preferiblemente el alburno, al estar activo durante todo el año y que ellas mismas pueden atacar saliendo de su refugio).

Cuando llega la primavera y las temperaturas comienzan a subir, es preferible el uso de cangrejos de río y gusanos.

En el periodo inmediatamente anterior a la freza, en el cual la perca muestra un apetito voraz, pescar con cebo vivo y flotador suele dar muy buenos resultados.

En cuanto a los cebos artificiales para la perca europea, decir que las cucharillas giratorias dan mejores resultados que las cucharillas ondeantes. Éstas serán de pequeño tamaño y 5 gr. de peso máximo. Los colores que mayormente atraen a estos ejemplares, son el rojo, azul, blanco, amarillo y negro. Si no se encontraran de estos colores, podemos pintarlas nosotros mismos con algún rotulador resistente por supuesto.

No es necesario añadir a estas cucharillas ningún tipo de “adorno” con la intención de atraer a estos pescados, puesto se ha demostrado con diferentes complementos que su éxito no aumenta de modo que haga pensar que sean necesarios.

Como hemos dicho, la perca europea no realiza persecuciones de mucho más de un metro para perseguir a su presa. Por esto, al usar cebos artificiales deberemos hacer recuperaciones, cortas e irregulares, reduciendo y acelerando de nuevo, para permitirles atacar el cebo como lo harían de forma natural a su presa.

Estos cebos artificiales podremos usarlos tanto cercanos al fondo como a profundiad media indistintamente. El uso de las cucharillas es recomendable a mediados de abril y a finales del otoño principalmente.

 

Cocinar la perca.

Lo primero que hay que decir es que la perca se come y no solamente esto, sino que tiene una de las carnes más sabrosas y compactas de entre los pescados de agua dulce. Por ello, las percas han sido consideradas desde la antigüedad como uno de los peces más apreciados para la alimentación. De hecho es capturada para uso comercial para alimentación por que sin pretenderlo, forma parte de la economía de los paises europeos.

Además si os estáis preguntando si la perca es pescado azul o blanco, comentaros que se trata de un pescado blanco y por ello su contenido graso es muy bajo, menos de 1 gr. por cada 100 gr. de carne y por supuesto nos aportará beneficios para la salud.

Si tenéis la ocasión de comprar o capturar un ejemplar y queréis comprobar que efectivamente existen motivos para asegurar que merece la pena probarla, a continuación tenéis dos recetas fáciles y que podréis cocinar en un periodo corto de tiempo.

 

A continuación tienes dos recetas que puedes hacer utilizandos percas como ingrediente principal.

 

 

Deja un comentario

Leer más
Músculos - wikipeces.net
Músculos de los peces

Los músculos de los peces óseos y cartilaginosos en general es bastante sencillo y se basa principalmente en que un...

Cerrar