Celacanto, un fósil viviente.

El celacanto se corresponde con un género de peces conocido como celacantimorfos (Coelacanthimorpha).

Taxonomía del celacanto - wikipeces.netTaxonomía del celacanto - wikipeces.net
Taxonomía del celacanto.

 

El celacanto, una especie prehistórica.

Celacantimorfo en estado natural, vistos con detalle.
Aunque se creía extinto desde la época de los dinosaurios, aun quedan al menos dos de las que existen ejemplares vivos y a las cuales se las puede considerar prácticamente como fósiles vivientes.

La primera se correspondería con la latimeria chalumnae o celacanto de las Comores (este de África), isla que está situada en la costa oriental de África. Al igual que todos los especímenes de su género, se creía extinguido hasta que en el año 1938 se descubrió un ejemplar vivo en la costa oriental de Sudáfrica.

Los segundos especímenes que también se creían extintos y que aun sobreviven aparecieron en el año 1999 en aguas de Indonesia (isla de Célebes). Este segundo recibió el nombre de celacanto indonesio y el nombre científico de Latimeria menadoensis.

Son considerados los antecesores directos de los animales terrestres de cuatro patas.

 

Desde cuándo existen.

Fósil de celacanto - wikipeces.net
Fósil de celacanto.

Estos seres vivieron en la era primaria y aquellos que pertenecían al grupo de los celacantos también fueron comunes en la secundaria.

Representan junto a los peces pulmonados o los dipnoos, los únicos seres acuáticos que hoy en día sobreviven y que mayores similitudes presentan con los animales terrestres.

Existen fósiles de esta especie con una antigüedad de de ¡400 millones de años!. Este periodo de tiempo está encuadrado justo en el Devónico.

Esto nos da una idea de su capacidad de adaptación, tanto al medio donde habitan, como a los cambios respecto a los seres que les rodean.

En un periodo tan largo, son muchos los seres que han podido acompañarlo, tanto los que puedan representar un alimento para ellos como aquellos que les supongan una amenaza y por supuesto a los agentes patógenos “bacterias, virus, etc.” que les hallan podido afectar en su organismo.

Teniendo en cuenta que los dinosaurios se extinguieron en el periodo Cretácico, hace unos 65 millones de años, y aparecieron en el triásico, hace aproximadamente unos 200 millones de años, los antepasados de los celacantos, no solo existían desde mucho tiempo antes, sino que sobrevivieron a éstos.

Una vez que se descubrió el primer ejemplar en el año 1938, supuso que se comenzara la búsqueda de más ejemplares.

Efectivamente, fueron apareciendo otros a lo largo del tiempo. Es curioso que fueran conocidos por los indígenas de aquellas islas situadas al este de Árfica a los que se referían por el nombre de gombessa, cuyo significado es tabú. Este nombre viene por el hecho de que su carne estaba prohibida comerla.

El hecho de que su carne no fuera consumida por los pueblos indígenas, seguramente los salvó de su extinción total.

 

El mayor fósil viviente

¿Os imagináis que descubrieran un dinosaurio que la historia daba por extinto? Uno que todos conociéramos, cuyos fósiles se encuentran en los museos o que los hayamos visto en las películas como los grandes depredadores, digamos el Tyrannosaurus rex. La repercusión mundial que este descubrimiento tendría sería increíble.

Personas de todos los rincones del mundo querrían verlo, desearían saber el motivo por el cual ha sobrevivido, por qué no se lo ha encontrado antes, querrían saber si existen más ejemplares vivos y así infinidad de preguntas ¡La ciencia biológica estaba de moda!

El celacanto supera en antiguedad a todos y cada uno de los dinosaurios que habitaron la tierra firme. Ya existían cuando sus antepasados, ayudados de sus apéndices espinosos desarrollados a través del paso de las generaciones, dieron lugar a los primeros anfibios que consiguieron adaptarse a tierra firme en su totalidad.

A partir de ese momento, la evolución siguió su curso y si cabe se aceleró aún más debido a las nuevas barreras que les suponía este nuevo medio.

Arbol que representa la evolución de las especies.
Arbol que representa la evolución de las especies..

Este fue el primer gran paso de la evolución de las especies y a sus antepasados se los considera los antecesores de los primeros animales y que se creían se habían extinguido hace muchísimo tiempo.

Su descubrimiento fue un éxito para la ciencia y supuso sin duda la más importante del siglo XX de cualquier animal también descubierto.

Todo su cuerpo, desde las extremidades a los pulmones parecen no haber evolucionado en relación a los fósiles existentes que datan de la prehistoria.

Existen también investigaciones que demuestran que no es se trata del antepasado de los animales que emergieron del mar consiguiendo adaptarse al medio terrestres, sino que se que se ha mantenido en las profundidades de los océanos donde los cambios son mínimos.

Aunque su número hoy en día se mantiene estable, se cree que existen unos mil ejemplares de cada uno de los ejemplares vivos en la actualidad aproximadamente por lo que a estos animales se los considera en peligro de extinción.

Su supervivencia no está asegurada debido sobre todo a la contaminación de sus ambientes.

 

Características del celacanto.

Un celacanto de cerca - wikipeces.net
Un ejemplar adulto de cerca.

La fisionomía de estos antiquísimos ejemplares son similares a los seres que habitaron los mares devónicos.

Por su forma y origen, no son pocos los biólogos que lo consideran el antecesor de los anfibios que llegaron a habitar el medio terrestre, moviéndose éstos en un primer momento sobre suelo firme con cuatro patas.

Su fisonomía como vemos, es bastante particular y difiere de la mayoría de los peces tanto óseos como cartilaginosos. Dispone de dos pares de aletas lobuladas, que se asemejan a las extremidades de un anfibio de gran tamaño.

Celacanto visto de frente - wikipeces.net
Celacanto visto de frente.

Presenta también dos aletas dorsales singulares, que difiere de la posición lineal de las mismas que tienen el resto de especies. Estas están situadas en el tercio trasero paralelas transversalmente a su cuerpo y el tamaño de las mismas es relativamente pequeño.

La boca es de gran tamaño, que unido a su estructura que le permite abrirla de forma extraordinaria, le posibilita alimentarse de grandes presas.

No posee médula ósea, sino un conducto relleno de líquido viscoso y aceitoso que realiza las mismas funciones que la médula espinal.

Las escamas cosmoideas son gruesas y difieren de las que posee cualquier otro ejemplar.

Su color no es uniforme, predominando el azul  en el latimeria chulumnae y el pardo en el latimeria menadoensis. Ambos presentan manchas blancas en todo su cuerpo, sin una distribución uniforme y con formas asimétricas.

También dispone de un órgano facial con características sensoriales que le permite detectar a sus presas.

Como dato curioso, comentar que dispone de un cerebro muy pequeño que solamente ocupa el 1,5 por ciento de su cavidad craneal, estando ocupado el resto por grasa. Esto no ocurre cuando son aun jóvenes, puesto que durante esta época su cerebro es tan grande como la oquedad donde se encuentra la masa cerebral.

 

Qué tamaño alcanza.

 

Su tamaño es considerable como se puede apreciar en la imagen. Un ejemplar adulto puede llegar perfectamente a medir 1 ó 2 metros de longitud y pesar los 90 kg. aproximadamente.

 

Reproducción.

Tamaño del celacanto adulto en comparación con una persona - wikipeces.net
Tamaño de un celacanto adulto en comparación con una persona.

Los celacantos son ovovíparos, lo que significa que las crías se desarrollan y crecen en el interior de las madres hasta el momento de nacer. Este desarrollo embrionario se produce en el interior de un huevo que se mantiene dentro de la hembra y que le sirve de alimento mientras se encuentra en el interior de la madre.

 

Cuánto tiempo vive.

Se tiene constancia que pueden llegar a vivir unos 80 años e incluso más.

 

Dónde se encuentra el celacanto.

Habitats de las dos especies vivas de celacanto - wikipeces.net
Habitats de las dos especies vivas de este animal.

Aunque los fósiles de los coelacanthimorpha se han encontrado prácticamente en todos los continentes excepto en la Antártica, los especímenes vivos tienen un hábitat  circunscrito a dos zonas concretas del mundo.

Hoy en día solamente existen dos clases de celacantos. Por un lado tenemos el Latimeria chalumnae que tiene su hábitat en las Islas Comores que están situadas al norte de la isla de Madagascar y la otra especie conocida que sigue con vida, la latimeria menadoensis es posible encontrarla en las aguas de la isla de Célebes, Indonesia.

Su hábitat es abisal que puede llegar a profundidades incluso de 700 metros.

Suelen permanecer escondidos en cuevas y grietas naturales, las cuales se encuentran a profundidades de 100 m. o superiores y desde donde salen a cazar durante la noche. Aprovecha las zonas rocosas de las costas de las islas volcánicas.

 

Alimentación.

Es una especie depredadora nocturna. A pesar de que su hábitat natural lo constituye los fondos marinos, durante las horas que se muestra más activa, puede subir a la superficie para alimentarse.

Entre sus presas favoritas se encuentran las anguilas, los crustáceos, moluscos, pececillos de arrecife o incluso ataca los alevines de los tiburones.

Puede permanecer durante largos periodos de tiempo sin alimentarse, si las condiciones ambientales le impiden cazar.

A pesar de que tiene una alimentación muy similar a otros cuya carne nos resulta exquisita, no es famoso precisamente por la calidad de sus carnes, todo lo contrario. Estas tienen un aspecto viscoso, como si su cuerpo estuviera recubierto  de mocos a los que acompaña un mal olor.

Además de esto, por si a alguien se le ocurriera cerrar los ojos y probarla, está llena de urea que son los excrementos líquidos que el propio pez expulsa.

 

Fuente: National Geographic

 

 

Leer más
La perca, el mero de los ríos

La perca, pez conocido también como perca de río, perca europea, así como el nombre científico de perca fluviatilis. Se...

Cerrar