La tenca, del lodo al plato

El pez tenca, conocido por el nombre científico de Tinca Tinca, pertenece a la familia de los ciprínidos, ciprinoideos (Cyprinidae).

Taxonomía de la tenca - wikipeces.net
Taxonomía de la tenca. Fte. wikipedia wikimedia commons.

Esta especie es conocida con el nombre de tenca dorada o tinca vulgaris.

Como se dice inglés tenca: Tench

 

Cómo es una tenca.

Cómo es la tenca
Aspecto de una variedad de este cipríninoideo.

Muchos se preguntarán qué peces son las tencas, ya que aunque es fácilmente distinguible, éste cirprínido no está tan extendido como otros de la misma familia.

Presenta un cuerpo corto y alto y a diferencia del carpín por ejemplo, estamos ante un ciprynidae cuyas escamas son muy pequeñas, de 95 a 100 a lo largo de su línea lateral. Además todo su cuerpo está recubierto de un “moco viscoso” o sustancia lubricante que le da un aspecto destellante.

La boca, como vemos está situada en el extremo justo de la cabeza y bordeando la misma, presenta dos pequeñas barbillas. La boca está recubierta de dientes uniseriales dispuestos en fila.

 

Cómo es la librea de la tenca.

Tinca con su característica librea
Tinca con su característica librea

En este aspecto hay que tener en cuenta que existen diversas variedades de tencas. Hay especímenes que presentan un color blanco amarillento en las aletas pectorales y anales y en la parte baja de la cabeza.

Otros por el contrario, el color predominante es el amarillo verdoso con los labios de color rojo y las aletas de color rojizo en la base y pardas en el vértice. Por ello recibe el nombre de tenca dorada debido a su color amarillo y rojo.

Tenca con distinta librea - wikipeces.net
Tenca con distinta librea.

Ésta tiene escamas más grandes y transparentes al igual que otros ciprínidos y los labios presentan un característico color rosado.

Algunas tienen un color predominantemente oscuro, incluidas las aletas. Otras sin embargo, tienen la parte frontal de la cabeza roja carmín en contraste con su frente oscura, los laterales de la misma cabeza, amarillas y el dorso oscuro con amarillo. Como os podréis imaginar se trata de un organismo original y llamativo.

 

Qué tamaño tienen.

Tenca de un tamaño considerable. Fte. www.anglersmail.co.uk
Tenca de un tamaño considerable. Fte. www.anglersmail.co.uk

Se han localizado ejemplares que han llegado a alcanzar los 15 kilogramos de peso y los 75 centímetros de longitud.

Se caracteriza por su dimorfismo sexual presentando diferencias tanto en el tamaño como en el color.

Así, en los machos su color es más claro que en las hembras. El desarrollo de la cintura pelviana es mayor en los machos y estos presentan el segundo radio de las aletas ventrales más grande.

 

Dónde vive la tenca.

Tipo de ambiente que le gusta a la tinca vulgaris
Tipo de ambiente que le gusta a la tinca vulgaris.

Estos ciprínidos son peces de aguas dulces y quietas o cuya corriente es apenas imperceptible. Si además los fondos son cenagosos y con vegetación no demasiada espesa, existen bastantes probabilidades de encontrarlas en estos lugares.

Por lo tanto, los ambientes ideales serán los embalses, los estanques y lagos donde crezcan cañaverales y demás plantas acuáticas subacuáticas y superficiales. Estos hábitats pueden ser ricos o muy pobres en oxígeno, los cuales soportan y a los que pueden ambientarse sin problemas.

Las zonas dentro de estos lugares donde es más fácil encontrarlas son cerca de las orillas, donde es posible que haya zonas con fondos cenagosos y con hierbas o manglares.

También busca zonas de los ríos donde la corriente es muy lenta o recodos donde el cieno se ha ido depositando, siendo lugares muy buscados.

La tenca aprovecha el lodo o fango para morderlo y sacar del mismo los nutrientes y sustancias orgánicas necesarias para alimentarse realizando un minucioso filtrado del mismo y expulsando el resto.

Al igual que otros ciprínidos, se la puede considerar una especie internacional. Desde Europa se ha introducido en Estados Unidos, debido a que por muchas personas es bien considerada su carne. En estos nuevos hábitats, la tenca si no tiene que competir con otros predadores, se aclimata perfectamente aumentando su número sin problemas.

La tinca vulgaris es habitual en las aguas fluviales de Europa incluida España.
La tinca vulgaris es habitual en las aguas fluviales de Europa incluida España.

Siente una especial predilección por las fosas profundas en las que el oxígeno es escaso y donde otros seres tendrían dificultades para sobrevivir.

Ligada la mayor parte de su vida a los fondos, por dos motivos principales. Primero, en los meses en los que las temperaturas aumentan, porque en estos lugares encuentra su alimentación escudriñando el cieno y las hierbas subacuáticas y en segundo lugar, porque en los meses de invierno en este lugar es donde se refugia, enterrándose bajo el lodo y aletargándose cuando desciende la temperatura.

Es un pescado al que le encanta hundirse en el cieno, tanto como al carpín. Esto ocurre sobre todo en los meses de invierno, época en la que permanece cubierta totalmente de lodo en el fondo, permaneciendo en este lugar aletargada durante un largo periodo de tiempo.

Por esto mismo, siempre se ha dicho que la tenca solamente se puede comer durante ciertas épocas del año en las cuales, el agua se renueva y sale del cieno, porque en caso contrario el sabor no resulta agradable y sabe demasiado a “cieno”.

Por último, comentar que al igual que otras especies de la familia cyprinidae y a pesar de la fuerza que atesora su robusta cola, esta especie no se caracteriza por ser muy nadadora, sino todo lo contrario ya que busca desplazamientos lentos aunque estos sean a veces bastantes largos.

Es de las especies, incluso por delante de la carpa y el carpín que se mejor se adapta a vivir en pequeños charcos y estanques, donde el agua está incluso putrefacta durante años, echo que difícilmente podrían conseguir.

 

Qué come la tenca.

Su alimentación es omnívora, puesto que además de los elementos orgánicos que logra extraer del cieno que se deposita en el fondo de los ambientes que frecuenta, la tinca tinca también se alimenta de vegetales, gusanos, insectos o pequeñas larvas.

En su alimentación entra en cuanto tiene la posibilidad de babosas, las cuales le encantan, semillas que caen e incluso algunos frutos maduros que terminan cayendo en determinadas estaciones del año.

Canal con aguas tranquilas donde pueden adaptarse las tencas
Canal sin corriente donde pueden adaptarse las tencas.

De su alimentación depende la rapidez con la que crecen estos ciprínidos. Así por ejemplo, dependiendo del ambiente donde se encuentren, su crecimiento se acelera o no.

Las tencas que viven en libertad suelen desarrollarse menos rápido que las que pueda haber en criaderos, las cuales tienen un menor gasto energético y una disponibilidad de comida mucho mayor.

Incluso entre las que se encuentran en libertad, suelen crecer mucho más rápido aquellas que tienen su hábitat en charcas y lagunas que aquellas que están en los ríos o grandes embalses, lugares donde el gasto energético para encontrar su alimentación es mayor que en las anteriores.

 

La reproducción.

La época de freza o reproducción comprende los meses de junio y julio. La cantidad de huevos que pueden llegar a poner las hembras oscila alrededor de los 300.000 cada una, lo que nos puede dar una idea de su capacidad de reproducción.

Estos huevos que son depositados sobre el cieno y las hiervas, terminan adhiriéndose a éstas y a otros objetos sumergidos donde permanecen hasta eclosionar. Esto se produce pasada una semana o incluso menos, siempre y cuando la temperatura permanezca entre los 20 y 25 grados.

Las crías de destacan por su vivacidad, aunque también por sus pequeñas dimensiones.

Aunque la tenca se come y su carne es grasa, su carne no es muy demanda.

No obstante, su reproducción en cautividad se desarrolla para fines de pesca deportiva. Esta cría se desarrolla con sistemas y ambientes parecidos a los utilizados para otro ciprínido como la carpa.

Su cría en piscifactorías no resulta demasiado complicada y además el costo es bajo. Esto se debe a factores como su fácil adaptación a ambientes complicados para otras especies y al hecho de que se puede aprovechar ambientes aptos para pocas especies, (entre la que podríamos encontrar el carpín carassius carassius), como son aguas cenagosas o similares.

A la tinca la podemos considerar como una especie “perezosa” puesto que no le gusta realizar grandes desplazamientos en busca de alimento. Por el contrario, prefiere permanecer en un mismo lugar donde buscará el alimento como hemos dicho, mordiendo el fango y filtrando el mismo en busca de organismos que le sirvan para alimentarse.

Para aquellos que les gusta practicar la pesca deportiva y busquen capturar esos ejemplares, deben saber que a la hora de disponerse a comer es muy desconfiada y recelosa respecto al alimento. Vacilará mucho y dudará antes de entrar al engaño.

 

Cómo pescar la tenca.

Pescadores de tencas en Extremadura
Como en la mayoría de los ciprínidos la pesca de la tenca es una pesca de espera que pondrá a prueba nuestra paciencia, por lo que debemos saber desde un principio que no es un deporte muy activo.

Tenemos que tener presente los ambientes que frecuenta y su recelo a la hora entrar al engaño. Por ello, el pescador deberá buscar el lugar exacto donde se encuentran los cardúmenes.

Con esta especie se hace imprescindible el uso del flotador debido a los débiles toques con los que acepta el cebo, eso si no estamos usando un plomo deslizable con pesca a fondo.

Este flotador deberá ser penetrante. El color y el tamaño vendrán en función del criterio del pescador.

La pesca deportiva de esta especie es sencilla, no es necesario atesorar años y experiencia para tener éxito. Además, los útiles necesarios tampoco hace falta que sean especiales.

Conociendo su predilección por permanecer junto a los fondos, basta decir que su pesca se realizará solo a fondo.

Solo en casos excepcionales podría pescarse a media agua. Básicamente esto sería posible hacerlo en ciertas épocas del año en las cuales se desplaza lentamente en busca de alimento (esto ocurre durante unos dos meses en verano) y usando como cebos larvas, pequeños gusanos o insectos.

 

Qué cebos son los mejores.

Asticot usado para pescar
Asticot usado para pescar.

Estos cebos deben ser blandos, ya sean larvas o gusanos de la carne (asticot) que es muy apreciado y usado para la tinca.

Otros cebos muy valorados, todos ellos blandos y que son fáciles de insertar y usar, son por ejemplo la babosa o las pastas a base de harinas. Todos ellos deberemos presentárselos sobre el fondo y a poca distancia de la posible presa (ya dijimos que es muy reticente a moverse en busca de alimento).

También dan buenos resultados los pequeños caracoles (muy parecidos a las babosas) siempre y cuando se los presentemos sin caparazón, por supuesto. Este cebo para mi es el mejor para pescar a fondo la tenca.

Podemos usar cualquiera de los que he comentado, pero los cebos con los que mejor resultados tendremos serán los pequeños caracoles o babosas de pequeño tamaño. También podríamos utilizar, gusanos de tierra, lombrices de estiércol o pastas de harinas blancas.

 

Qué caña usaremos.

No es necesario que nos pertrechemos de aparejos caros y especiales para pescar. Bastará con una caña ordinaria para pescar desde la orilla con una longitud de entre los 4 y los 6 metros y que no pese demasiado.

Deberá tener un mínimo de resistencia para poder recuperar y sacar una pieza que es fácil que supere el kilo de peso. Si no queremos usar carrete, tampoco es necesario su uso, siendo posible recuperar la presa tirando del hilo con la mano.

Las cañas de lanzado no son necesarias ni aconsejables para pescarla por varias razones.

Primero porque lanzar el cebo a una distancia considerable requiere el uso de un plomo, el cual al caer perturbará el “remanso de paz” ambiente donde se encuentra la tenca, la cual que es muy recelosa huirá inmediatamente y tenderá es enterrarse en el lodo para esconderse.

Otro motivo, no menos importante para evitar usar cañas de lanzado es el hecho de que con esta presa es necesario el uso de cebos blandos, los cuales al lanzarlos es muy posible que se pierdan, puesto que la tensión que provocamos en la línea de sedal es considerable.

Por último señalar que como he dicho, nuestra presa normalmente habita zonas como balsas, pequeños estanques o zonas similares donde no es necesario lanzar el cebo muy lejos. En aquellos hábitats más grandes, como pantanos o grandes lagos, buscará siempre las orillas, donde hay mayor concentración de hierbas y cieno que usa para alimentarse, no buscando nunca aguas adentro.

Por lo tanto debemos olvidarnos del lanzado cuando queramos practicar la pesca de este ciprínido.

Si por nuestra experiencia con otras especies, o hábito preferimos usar carrete giratorio podemos hacerlo, aunque lo usaremos prácticamente para ceder hilo cuando así lo requiera la presa una vez haya aceptado el engaño.

 

Tipo de hilo y cómo usarlo.

El tamaño del hilo vendrá en función del tamaño de la caña que usemos, midiendo lo mismo que ésta o un metro más aproximadamente. Además, el nylon deberá ser fino, a pesar de que la presa es grande, puesto que si usamos uno grueso la tenca huirá irremediablemente.

El grueso de la línea principal que deberíamos usar es del 0,20 – 0,22 con un bajo de línea de 1,5 metros usando un hilo de 0,16 – 0,18.

A este hilo, le añadiremos anzuelos pequeños de tal forma que queden totalmente escondidos dentro del cebo. Además deberán estar bien afilados y ser de pata corta.

El plomo a usar (de unos 40 gramos de peso) será de tipo oliva deslizable con un juego de metro y medio entre dos plomitos en forma de bola que delimitarán el movimiento, colocándolo en la mitad del bajo de línea.

De este modo obligaremos al cebo a medio hundirse en el cieno que es donde busca su alimento permitiendo que cuando tantea el cebo éste pueda moverse con relativa comodidad, facilitando con ello el engaño.

La tenca cuando cae en la trampa tiene una reacción rápida y fuerte, aunque esto durará poco tiempo, rindiéndose con relativa facilidad a pesar de ser fuerte y de gran tamaño.

La recuperación será lenta y con cuidado, puesto que no suele tragarse el anzuelo y es muy común que lo haga justo en el extremo de la boca, desenganchándose si tiramos fuerte del sedal.

 

Mejores horas del día para practicar la pesca.

A diferencia de muchas otras especies, las cuales se alimentan con las primeras horas del día y cuando los últimos rayos de sol se ponen, las mejores horas del día para pescarlas son desde las 10  a las 14 horas aproximadamente.

 

Cómo cocinar tenca.

A pesar de que no es muy común en general el consumo de este pez, hay lugares donde constituye uno de los platos más típicos de una comarca, como ocurre en la mancomunidad “Tajo-Salor” en Extremadura, España donde se convierte en la especie protagonista de la fiesta anual que se celebra cada año en una localidad.

En este estos lugares, saber cómo cocinar la tenca se hace casi imprescindible. Las recetas que se pueden hacer son numerosas y vienen siendo prácticamente las mismas que se realizan para otros pescados como las carpas.

Entre las recetas de tenca destacadas puede obtener más información en los siguientes enlaces.

 

También te puede interesar:

 

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, puntúalo y ayúdanos a mejorar la información que te ofrecemos. Muchas gracias por tu ayuda.
0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Leer más
Cómo hacer corvina al horno

Canal  - Cocina al Natural. Atrévete a preparar esta receta de filetes de corvina al horno con salsa de mostaza....

Cerrar