EL Salmón, el príncipe de los ríos.

El salmón, conocido también por el nombre de trucha del Atlántico o trucha del viejo mundo, se entiende a las especies comprendidas dentro del género Salmo y de la familia de los Salmónidos.

Taxonomía del Salmón - wikipeces.net
Taxonomía del Salmón.

Salmón en francés; Saumon atlantique

Salmón en inglés; Salmo.

 

Características del salmón.

Fixionomía del Salmón - wikipeces.net
Fixionomía y librea del Salmón

El llamado príncipe de los ríos es de un aspecto considerablemente más estrecho que el de la trucha. De cabeza pequeña en relación al cuerpo, la cual viene siendo más o menos un sexto de la longitud total del pez. Ojos están retrasados en comparación con el extremo del maxilar.

La quijada inferior del salmón macho se extiende en una suerte de pico que siempre y en toda circunstancia se vuelve más acentuada cuanto más tiempo continúa el salmón en el rio para la reproducción.

A lo largo de su desarrollo, presenta un color gris-verde azulada en el reverso, plateada en los costados y blanca en el vientre. Presenta máculas negras en todo el cuerpo, distribuidas en especial sobre la línea lateral.

La aleta caudal tiene el borde cóncavo. Los bordes superior e inferior de dicha aleta son tan recios en el salmón adulto, en contraste a especies parecidas, que puede cogerse el animal con la mano tan solo sujetándolo por la aleta caudal.

Esto ocurre cuando el salmón supera los 3 kilos, momento en el que su cola se fortalece en los costados. Esto permite que se pueda agarrar sin que se escurra.

En el dorso se observan una pequeña aleta adiposa y la aleta dorsal en el centro con el borde dentado y cóncavo. En la parte inferior o ventral de su cuerpo se encuentra la aleta anal, separada de la caudal por el tronco de la cola, que es más largo y fino que el de la trucha de mar.

Prácticamente en correspondencia con la aleta dorsal se hallan las 2 aletas ventrales, que sirven de punto de apoyo para todo el cuerpo cuando el salmón descansa sobre una roca o bien sobre el fondo del río.

Más adelante, tras las branquias, se hallan las 2 aletas pectorales.

El salmón es uno de los peces de agua dulce de mayor tamaño pudiendo lograr, en ciertos casos superar los treinta kilos de peso.

 

Cuál es el hábitat natural del salmón.

Cardumen de salmones remontando en curso de un río - wikipeces.net
Cardumen de salmones remontando en curso de un río.

Se encuentran prácticamente en todos los océanos y mares del mundo a excepción del Océano Pacífico. También existen algunas especies de agua dulce en Europa y Asia.

Para aquellos ribereños del Mar Mediterráneo decir que no existen salmones en toda la cuenca del mar,

Sin embargo si es posible hallarlos en los ríos que desembocan en las costas de Portugal, Norte de España, Norte de Francia, G. Bretaña, Irlanda, Islandia, Escandinavia, Groenlandia, Rusia, y en las costas de América del Norte que van desde Groenlandia hasta el Cabo Cod.

Esto en cuanto a la raza migratoria del salmón, pues hay otra especie conocida como salmón lacustre (en inglés Landlocked Salmon) cuyo hábitat son los lagos del Maine, en Canadá, y en Argentina.

Aunque la especie conocida como trucha del atlántico no la hay, sí que es posible encontrar el llamado salmón del Pacífico, que es el nombre vulgar pertinente al género Oncorhynchus, al que pertenecen distintas subespecies (“chinook”, o bien “tyee”, ‘sockeye”, “coho” , hump-back” y “dog salmón”).

El salmón del Pacifico remonta los ríos para la freza de una sola vez, mientras que el salmón del Atlántico puede remontar el curso del río en más de una ocasión, hasta 3 como máximo..

Las costumbres y los sistemas de pesca de las diferentes especies son exactamente las mismas. Aquí nos vamos a referir únicamente al salmón del Atlántico, que, por frecuentar los ríos españoles, tiene mayor interés.

Tanto en Europa como en otros continentes, debido a los aprovechamientos hidroeléctricos  y a la gran cantidad de obstáculos artificiales creados por el hombres, muchos ríos en otro tiempo ricos en salmones, están ahora completamente despoblados.

A pesar de que en algunos ríos se han construido pasadizos o rampas ideales para estos peces su número ha disminuido sensiblemente.

Por otro lado, la información cada vez más precisa con respecto a las costumbres y a las sendas seguidas por los salmones en el océano, si bien interesantes desde el punto de vista científico, han contribuido a que el pescador profesional los capture poco a poco más lejos de la costa y, por consiguiente, sea complicado su control.

Esperemos que el libre empleo de los medios de la pesca profesional, potentes y modernas, no nos prive en varias décadas de la presa más codiciada y soñada por todos y cada uno de los pescadores deportivos, el príncipe del río, el salmón.

 

Cómo se nutre el Salmón.

Documental que nos habla de la importancia comercial del salmón.

Los salmones jóvenes se nutren de crustáceos y pececillos.

Cuando el instinto lo lleva a remontar el río donde ha nacido, para la freza, cesará totalmente de alimentarse. Es un hecho a nivel científico comprobado, pues en el estómago de los millares y millares de ejemplares capturados al remontar los cursos de agua jamás se ha encontrado el mínimo indicio de alimento.

Pasada la freza, los salmones que sobreviven, por norma general hembras, vuelven a bajar al mar y, poquito a poco, reinicia a lo largo de su retorno la costumbre de alimentarse. Esto debería interesar poco al pescador, pues estos peces, delgados y anémicos, deben devolverse, por ley, al agua.

Además, tampoco interesa demasiado que el pequeño salmón de apenas uno o bien un par de años, ya antes de descender cara el mar se nutra, como una trucha de insectos, larvas, etc.

De hecho, si bien mordiese la cuchara o la mosca, deberá ser devuelto al agua igualmente por ley, ya que un pececillo de pocos centímetros se transformará en un salmón de veinte kilos por lo menos.

Por tal razón, todas y cada una de las teorías conocidas para la pesca de los otros salmónidos, prácticamente nonos  servirán para la pesca del salmón, que morderá el devón, la cuchara o bien la mosca solo por instinto.

 

Reproducción.

Los salmones adquieren este tono rojizo al hacercarse el momento de la freza. - wikipeces.net
Los salmones adquieren el tono rojizo de la imagen al acercarse el momento de la freza.

El salmón comienza la freza a fines de otoño, variando algunas semanas en función a la zona. El desove se produce en la parte alta de los torrentes.

Al acercarse el periodo de la freza, la piel del salmón adquiere tonos colorados y verde-dorados y el vientre se vuelve de color rosa dorado.

Es posible conocer que el salmón ha remontado el rio en las últimas veinticuatro horas ya que sobre el blanco de la cola resalta la mancha de un “piojo de mar”, señal evidente de que el salmón ha remontado.

La hembra excava con el cuerpo y con la cola un surco  hueco en el suelo que puede tener una longitud de algunos metros y una profundidad de 50 cm. En este hueco deposita los huevos que el macho fecunda estando a su lado.

Después la hembra excavará otro agujero en el suelo, donde de nuevo deposita huevos, y se repite la operación.

Se estima que una hembra deposita, por cada kilo de su peso, cerca de mil quinientos huevos.

Finalizada su actuación, la hembra desciende aguas abajo, al abrigo de las fuertes corrientes, para recobrar fuerzas y regresar al mar nuevamente.

En el periodo de “subida” los salmones superan obstáculos naturales increíbles y sus cuerpos plateados pueden admirarse mientras que brincan entre la espuma de las aguas por rocas y cataratas.

Para facilitar su subida hasta la zona de freza, en muchos ríos de los países más adelantados se han construido “escalas” que dejan a los salmones superar los obstáculos más esenciales y lograr que lleguen a la meta el mayor número a la meta.

En cambio, el macho continúa a lo largo de un tiempo indeterminado en el sitio de freza, y, si no está totalmente extenuado, es capaz de fecundar los huevos de otra hembra.

Por último exhausto, se deja transportar por la corriente hacia el mar, aunque solo rara vez llega vivo a la meta.

Por desgracia el ciclo natural de la vida del salmón tiene sus leyes y son muchos los salmones que no subsisten a la época de reproducción.

Esto afecta aun de forma más radical a los salmones del Pacifico, los cuales no remontarán el rio por segunda vez para la freza.  Millones de crías de salmón nacerán y la vida de esta fantástica especie proseguirá en exactamente el mismo río sin interrupción comenzando el ciclo de la vida.

A lo largo del periodo de la freza, los salmones pierden más o menos el cuarenta por ciento de su peso, y por tal razón prácticamente todos mueren de agotamiento, algunos enferman y otros mueren golpeados contra las rocas debido a la fuerza de la corriente.

Las zonas de freza de muchos ríos son muy extensas y están legalmente protegidas, debido al enorme valor comercial que representan.

¿Sómo se llama la cría del salmón? De todos y cada uno de los salmones que descienden el río tras la freza, y que en inglés se llaman “kelt”, y en España se llaman zancados o bien zancones, los machos forman solamente una mínima parte.

 

Etapas de su crecimiento.

Bella fotografía de un banco de salmones - wikipeces.net
Bella fotografía de un banco de salmones

El periodo de incubación de los huevos fluctúa entre 3 meses y 140 días, en función de la temperatura del agua.

Las crías del salmón nacen con una longitud de 2 centímetros de longitud, y está proveído de un saco vitelino que le asegura el comestible a lo largo de cincuenta días más o menos.

Tras esto, el pequeño salmón que recibe el nombre de “esguín” o bien “tacón“, continúa en el río, comportándose como una pequeña trucha, desde la edad de un año hasta los 5 como máximo.

Hasta que alcanza una longitud de 1 a 16 cm., mantiene una piel plateada, con el dorso azul obscuro y el vientre blanco. Los costados están cubiertos de una faja de pequeñas manchas azul-verdosas,  mezcladas con puntos colorados.

La señal más evidente que lo distingue de una pequeña trucha es la cola meridianamente ahorquillada. En este punto al salmón se lo llama pinto. Es la temporada en que desciende al mar. Esto sucede en general de marzo a mayo.

En el mar encontrará todo el alimento que necesite por lo que su peso aumenta de manera rápida hasta el momento en que decide regresar al río.

 

La remontada de los ríos del salmón atlántico.

La fotografía de estos salmónidos puede resultar tan alentadora como su pesca e incluso más para muchos aficionados - wikipeces.net
La fotografía de estos salmónidos puede resultar tan alentadora como su pesca e incluso más para muchos aficionados

Cuando remonta el río, tras un año y poquitos meses de vida en el mar, se lo conoce como montante.

Tras continuar un par de años en el mar es llamado salmón de primavera y, por último, tras un par de años y medio, salmón de verano.

No obstante, con esta edad aún son pequeños. Solamente tras pasar 3 años ó 3,5 años e incluso 4 ó 5, podemos comenzar a considerarlos como los grandes salmones de primavera o bien de verano.

Entre todo ellos, los ejemplares de mayor tamaño remontan los ríos desde finales de otoño hasta marzo. En España, los mayores aparecen en el último mes. En el mes de abril, su número aumenta, pero reducen su tamaño y son conocidos como abrileños.  Hasta el mes de agosto siguen llegando salmones siendo conocidos como agostizos.

El salmón que apenas ha salido del mar y que remonta el río, viaja a una velocidad de unos treinta quilómetros al día aproximadamente.

No es que esta sea su máxima velocidad ya que cualquiera que haya visto saltar un salmón de río,  en busca de una mosca o cualquier otro señuelo conoce la gran velocidad a la que este pescado puede llegar. Verlo saltar sobre las cataratas que le obstruyen la carrera cara la meta deseada, puede imaginarse la gran potencia que tiene su cuerpo.

No obstante, hay que saber que a lo largo de su camino, en especial los salmones de primavera, se lo toman con calma. En cambio, los salmones de verano parecen tener una mayor ansiedad por llegar a tiempo.

De cualquier modo, todos y cada uno de los salmones descansan en los recorridos del río donde el agua tiene menos corriente o bien donde alguna curva o meandro forma una hoya con agua más profunda. Estos estos sitios acostumbran a ser llamados, en España, posturas o bien paradas de salmón.

En estos lugares los salmones se detienen y se apartan de la corriente manteniéndose en el fondo, sobre una roca para lo que utilizan las aletas ventrales. Terminan situándose tras un abrigo natural, o bien aprovechando las corrientes contrarias detrás o bien delante de una gran roca.

Antes de seguir su ascenso, el salmón se detiene en estas paradas, que además de año en año son exactamente las mismas. Frecuentemente se trata de lugares insignificantes, cuya profundidad no excede el metro. En ocasiones, en la distancia que separa dos paradas, que puede ser un kilómetro o algo más, no es posible encontrar ningún salmón.

Por consiguiente, es imprescindible conocer el río. Por lo tanto para quien no tenga la posibilidad de regresar múltiples veces al mismo río a pescar salmones, va a ser de enorme utilidad la ayuda de un guía local.

Un cardumen de salmones remontando un río Fte. National Geograph - wikipeces.netic
Un cardumen de salmones remontando un río Fte. National Geographic

Cuando el río, en la desembocadura, no es suficientemente profundo, los salmones aguardan la llegada de la marea alta para iniciar su viaje de subida.

Estos se distinguen por tener todavía adheridos al cuerpo algunos parásitos que han cogido en el mar, aunque estos parásitos, ya en agua dulce terminan desprendiéndose pasadas unas 30 ó 40 horas.

A lo largo del verano, en periodos en especialmente secos, aun con la marea alta, el nivel del agua no va a ser suficiente para animar a los salmones a remontar los ríos. Será necesario esperar un violento chaparrón para que los salmones se decidan a subir, por lo que esta lluvia se convierte en un regalo para el pescador.

Cuantas más nubes haya sobre las montañas y sobre el mar, mucho mejor. Se necesitará al menos que esté lloviendo durante la noche y todo el día para ver a los salmones subir unas horas después.

Al principio, el agua portará gran cantidad de sedimentos y va a estar demasiado sucia para pescar. Mientras tanto los salmones se agitarán en la parte alta del río y comenzarán de nuevo la remontada.

Conforme baje la crecida, se va a repetir exactamente el mismo fenómeno durante todo el curso de agua hasta la desembocadura, donde salmones y truchas de mar aguardaban desde hacía tiempo esta corriente de agua para ascender, río arriba, en busca de las aguas rápidas.

Estos salmones recién llegados del mar, están repletos de vida y pican sin recelo si los cebos son bien presentados. Eminentemente de estos señuelos depende el resultado de una jornada de pesca.

 

Algunos consejos útiles para los pescadores del salmón.

Los tramos de los ríos salmoneros más buscados pueden llegar a saturarse - wikipeces.net
Los tramos de los ríos salmoneros más buscados pueden llegar a saturarse

Como he dicho antes, los salmones no existen en el Mediterráneo, así que, quien desee ir a pescar salmones va a tener que prepararse para un viaje a las zonas que disponen de ríos salmoneros.

Lo mejor es participar en expediciones organizadas que nos den garantías, o bien preguntar a especialistas para organizar una la expedición privada.

Quienes deseen salir de España tienen que tener muy presente lo siguiente, ya que  van a  ahorrarse alguna decepción.

La temporada de la pesca del salmón cambia en un país a otro y de un río a otro.

Así por ejemplo en los ríos del sur de Irlanda,  la temporada comienza en el mes de febrero, al tiempo que en el norte de la isla comienza en el mes de mayo o bien en junio. No obstante, en el sur hay ríos en que la mejor pesca comienza en el mes de julio, como en el norte los hay en que la pesca comienza en el primer mes del año y su periodo mejor corresponde a marzo. Ya he dicho que se requiere contar con la experiencia de los pescadores de la zona.

En general, en los ríos donde el periodo de subida es largo, hay una primera remontada en primavera que los ingleses llaman spring salmón y que se corresponde con el salmón adulto y de mayores dimensiones. Más tarde tenemos la subida del salmón de verano, el cual es de menor tamaño. En otoño siguen remontando aún los salmones.

Ciertos ríos son mejores en primavera, algunos en verano y otros en otoño. De cualquier modo, entre la primavera y el verano o entre el verano y el otoño, hay días y temporadas en los que las probabilidades de hacer una buena pesca son limitadísimas.

En España, si bien la época legal de pesca comienza en el mes de marzo, los mejores meses son, en general, mayo y junio.

Quien desee trasladarse a Escandinavia va a tener que conocer que en Dinamarca y en Suecia, la pesca del salmón no es abundante, mientras que en Noruega hay muchos ríos geniales para esta pesca. Aunque es cierto que la temporada es breve, pues la pesca comienza por norma general en el primer mes del verano y acaba en el mes de agosto.

Si se pescará en primavera, tanto en Escocia como en Irlanda, existe el riesgo de encontrarse ríos con agua demasiado alta y sucia. En tal caso se corre el peligro de tener que aguardar tres o cuatro días antes de poder hacer algo.

En verano, en cambio, existe el riesgo de hallar poco agua. En tal caso los salmones no remontarán los ríos, sino que continuarán quietos en las hoyas donde se encuentren y no hay forma de llamarles la atención con ningún cebo. Va a ser preciso esperar que el agua suba de nuevo de nivel o bien que intervenga algún otro fenómeno atmosférico que los excite un tanto.

Es evidente, en consecuencia, que para tener buenas probabilidades de éxito hace falta planear al menos una semana de pesca del salmón y probablemente diez días. Antes de decidir a dónde ir, es conveniente informarse y bastante.

 

Permisos antes de ir a pesar.

La pesca del salmón puede resultar un deporte realmente costoso. - wikipeces.net
La pesca del salmón puede resultar un deporte realmente costoso.

También tenemos la cuestión de los permisos de pesca y de su costo.

En todos y cada uno de los países del Norte, incluyendo Irlanda, Inglaterra, etcétera, los dueños de las riberas del río tienen derecho de pesca en los recorridos frente a sus propiedades.

Ciertos dueños tienen ellos mismos estos derechos, otros prefieren cederlos en renta a privados o bien a organizaciones que asimismo van a poder aprovecharlos de manera comercial. De esta manera se llega al caso de que los mejores ríos noruegos estén prácticamente todos a cargo de familias nobles inglesas, magnates americanos, o bien agencias de viaje locales que organizan turnos semanales bastantes costosos.

Sin llegar a estos extremos, en Noruega asimismo puede pescarse en buenos ríos a costes razonables.

En Escocia existen lagos y recorridos de río comunales, reservados a los turistas residentes en los hoteles locales.

Asimismo se hallan hoteles que tienen recorridos de río reservados para sus clientes y el costo de los permisos, en estos casos, es en ocasiones realmente razonable.

Pero, si el costo del permiso es muy barato, esto querrá decir que el recorrido de río no es bueno, y que la probabilidad de pescar si bien solo sea un salmón es limitadísima. Podremos comprobar con poco que investiguemos que uno o dos kilómetros arriba o abajo, el precio será muy superior. Esto se deberá sin duda a que las posturas se encuentran en este lugar.

Es muy posible que los mejores lugares de pesca estén reservados muchos antes de que los tengamos disponibles o nos enteremos durante toda la temporada de pesca.

Después de leer esta guía, debemos tener claro que no debemos confiar plenamente en los pescadores locales. Seguramente nos asegurarán que hay salmones en lugares donde su precio resulta  más bajo. Deberemos desconfiar de estos consejos, ya que aunque lo hagan con la mejor intención, perder una mañana o un día completo a ellos no les supondrá tanto problema como a nosotros.

Consejos de esta clase, dados por el camarero de un bar o bien de un albergue,  puede hacernos perder espléndidas jornadas de pesca en un río que dista pocos quilómetros del sitio donde uno se halla

Del mismo hay que sospechar de quien recomienda no ir a un río determinado por el hecho de que no ha pescado nada. Seguramente ha estado en un recorrido equivocado o bien en la temporada inapropiada.

Por tanto hace falta decidir adecuadamente el momento y reservar tanto el albergue como los permisos.

Existe asimismo el peligro de perder el dinero adelantado si no se puede partir en el último instante. Merece la pena correr el riesgo puesto que por contrapartida, se puede disfrutar de unas preciosas jornadas de deporte que un pescador pueda tener.

 

Mejores ríos y temporada de pesca de cada uno.

Seguidamente se cita una lista de algunos buenos ríos salmoneros de Europa y los mejores meses para la pesca en cada uno de ellos de ellos.

INGLATERRA
  • Avon (Devonshire): febrero, marzo y septiembre.
  • Dart: abril y mayo.
  • Edén: desde enero hasta mayo.
  • Itchen: desde mediados de abril hasta mediados de julio.
  • Lime: de febrero a junio.
  • Tamar: mayo y junio.
  • Taw: marzo y abril.
  • Test: de mediados de abril a mediados de junio.
  • Wye: desde marzo hasta junio.

 

ESCOCIA
  • Beauly: de abril a octubre.
  • Brora: marzo y abril, agosto y septiembre.
  • Dee: desde febrero hasta junio.
  • Deveron: abril y mayo.
  • Findhom: abril y mayo.
  • Moriston: agosto y septiembre.
  • Ness: desde julio hasta septiembre.
  • Spey: de marzo a junio.
  • Tay: de enero a abril y de septiembre a octubre.
  • Tweed: desde febrero hasta mediados de junio.

 

IRLANDA
  • Ballinahinch: de mayo a julio.
  • Blackwater: mareo y abril.
  • Boy-ne: desde febrero hasta abril.
  • Caragh: de febrero a abril.
  • Laune: desde enero hasta mayo.
  • Newport: de abril a septiembre.
  • Waterville: desde febrero hasta abril.

 

DINAMARCA
  • Skjern: desde julio hasta agosto.

 

PAÍS DE GALES
  • Teiji: desde abril hasta junio.
  • Tosy: de mayo a julio.
  • Usk: desde abril hasta junio
  • Dovey: junio.

 

FINLANDIA
  • Torniö y Tana: julio y agosto.

 

NORUEGA

Rios Sand. Flam, Driva, Surna, Lardal, Vosso, Namsen, Maals, Tana Lakselv, Alta, Aaro, Reisa, Jolstra. y otros en los meses desde mediados de junio hasta julio.

 

FRANCIA
  • Gave D’Orlon, Gave D’Aspe y Gave D’Ossau: desde junio hasta agosto.
  • Aulne y Elle: marzo y abril.
  • Allier: marzo y abril.

 

ISLANDIA

Al menos veinte ríos son geniales para el salmón; meses mejores: julio y agosto.

 

SUECIA
  • Mörrum: abril-mayo.
  • Dalälven: marzo y abril.

 

ESPAÑA
  • Galicia: Los mejores ríos son: Umia, Ulla, Eo, Mandeo, Masma, Sor Verduro, Lerez, Eume, Miño y Sil, si bien está comprobada la presencia de ciertos salmones en otros ríos de esta zona.
  • Asturias: Eo, Novia, Narcea, Sella, Deva-Cares y Cañero.
  • Santander: Los mejores son el Ason y el Pues, y parte baja del Cares y Nansa. Hay asimismo otros ríos de menor relevancia y que en otros tiempos fueron ricos en salmones.
  • Vascongadas: Bidasoa y Vrwnea.

Los mejores meses para la pesca del salmón son abril, mayo y junio

 

Si te gusta cocinar y disfrutar de las porpiedades que proporciona un pescado azul como éste, a continuación tienes algunas recetas fáciles de salmón.

Recetas

 

Pesca del Salmón

 

 

También te puede interesar:

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, puntúalo y ayúdanos a mejorar la información que te ofrecemos. Muchas gracias por tu ayuda.
0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Leer más
Emperador o Pez Espada, Un Pez Singular Con Un Sabor Extraordinario

Al pez emperador, también denominado pez espada, es asociado con una fisionomía característica y del que menos conocemos que se...

Cerrar