Sábalo, mismo denominación para distintas especies…

Por el nombre de sábalo se conocen otras especies de peces en función de la zona donde habita.

Taxonomía del Sábalo Alosa Alosa
Taxonomía del Pez Sábalo Alosa

Así, a la especie conocida por este nombre en España y en la mayoría de los países de Europa incluido Marruecos, se refiere a la reconocida por el nombre científico de Alosa Alosa  o alosa común, perteneciente a la familia de los clupeidos (Clupeidae).

Como se dice en inglés sábalo: Trascin.

En el continente americano se conoce por este nombre, al Prochilodus lineatus, perteneciente a la familia Prochilodontidae. Ésta especie es conocida por los nombres de sábalo jetón, en Brasil por curimba, curimbata o en Estados Unidos por Tarpón prochilodus.

En este artículo voy a referirme en un principio al sábalo europeo, señalando sus características morfológicas y biológicas propias.

También señalaremos aquellos datos que considero determinantes del Prochilodus lineatus (no la conozco personalmente por lo que la información mostrada será una recopilación de información que hablen del mismo).

Otra especie, bastante parecida al sábalo europeo, es la saboga o alosa finta, con nombre científico de alosa fallax. Esta como he dicho, es muy parecida, pero su tamaño es menor que éste.

 

Cómo es el pez sábalo.

Alosa Sábalo - wikipeces.net
Alosa común.

Como he dicho antes, este clupeido pertenece a la misma familia que pertenecen todas las variedades de sardinas y arenques. Por esto mismo, recibe nombres muy similares al de las sardinas en muchas zonas del mundo.

Presenta un cuerpo comprimido, ancho y alargado. La mandíbula superior es prominente respecto a la inferior. Las escamas son grandes. Tiene una sola aleta dorsal con radios blandos.

Hocico tosco con tonos de varios colores que van del azul al amarillo. Manchas negras circulares en los costados. Las aletas son cortas y fuertes. Tiene una sola aleta dorsal y la aleta caudal presenta sus lóbulos muy separados.

Su aspecto general es escamoso y brillante. Tiene un color azul verdoso en su parte superior, difuminándose este color a medida que desciende a través de sus costados difuminándose al llegar a la zona ventral.

Puede llegar a alcanzar los 60 cm. de longitud y superar 1 kg. de peso por ejemplar adulto.

 

Dónde vive .

Habitat del sabalo.
Habitat del sabalo.

Es de agua salada y cuando llega la época de la freza remonta los cursos de los ríos, llegando incluso a lagos de interior alejados de la costa. Esto ocurre como he dicho cuando se dispone a reproducirse a lo largo de todas las costas mediterráneas y atlánticas de Europa (estamos hablando del alosa común).

Un dato curioso es que apenas es sacado del agua, llega a morir rápidamente.

Realmente no existe un sábalo de rio propiamente dicho ni sábalos marinos como tal. Aunque sí que se puede señalar que ésta son especies esencialmente de agua salada y que solo recurre a las aguas dulces en época de reproducción y siempre que estos tengan la suficiente corriente y anchura como para que pueda remontarlos con comodidad.

A pesar de que habita en el mar mediterráneo y el océano Atlántico, no todos los ríos españoles son aptos el sábalo alosa. Solo en los suficientemente anchos y con amplia corriente como son el Miño, Ebro o el  Guadalquivir es posible verlo.

Los lugares donde hay mayores posibilidades de encontrarlos son en las desembocaduras y en aquellos sitios donde el curso natural del río está obstruido por alguna construcción artificial. Estos obstáculos dificultan su remontada natural, consiguiendo que permanezcan en estos trechos del río y normalmente en aguas superficiales.

Por ello, los aficionados al alosa común, consiguen pescarlos junto a las presas o embalses, entre la espuma que se forma al caer el agua sobrante de éstas.

 

Alimentación.

Se trata de una especie omnívora. Su alimentación natural consiste en pequeños pececillos, gusanos, larvas, etc. También se alimenta de pequeños crustáceos como la quisquilla, la cual es utilizada incluso para cebar la zona donde se pretende pescarlo.

Quiquillas vivas usadas para cebar
Quiquillas vivas usadas para cebar.

Existe controversia en cuanto a si se alimenta o no mientra remonta los ríos para su reproducción.

Lo cierto es que aquellos que quieren pescarlo, saben que ataca violentamente la cucharilla que se le lanza y que incluso se han capturado ejemplares con pececillos y gusanos en sus entrañas, por lo que hace suponer que si tiene la oportunidad de alimentarse durante este periodo lo hará.

 

Cómo se reproduce.

Banco de sábalos listos para la reproducción - wikipeces.net
Banco de sábalos listos para la reproducció.

Su época de reproducción tiene lugar entre finales de mayo y finales de junio aproximadamente. Quince días antes de comenzar la misma, comienzan la remontada de los ríos donde normalmente se han reproducido en otras temporadas.

Para conseguir remontar con mayores garantías los ríos, suelen aprovechar crecidas provocadas por tormentas temporales.

Una vez que la corriente comienza a disminuir su fuerza, comienzan a recorrer muchos kilómetros en busca de zonas tranquilas donde poner sus huevos.

El viaje comienza justo en las desembocaduras y prosigue aguas arriba hasta que una estructura artificial o el curso del propio río lo hace apto para comenzar el desove. Estos prefieren los fondos arenosos y con grava y es característico el tumultuoso ajetreo de los bancos de estos pececillos mientras realizan la función de reproducción.

 

¿Se come el sábalo?

Desde el punto de vista gastronómico, el sábalo alosa no tiene mucho valor debido a la baja calidad de sus carnes y la rapidez con la que se descomponen las mismas. Además, incluso si pretendamos mantenerlo vivo, esto resulta infructuoso incluso manteniéndolo sumergido en el agua dentro de una red.

 

El sábalo, prochilodus lineatus.

Sabalo prochilodus lineatus
Sabalo prochilodus lineatus.

Quiero destacar que esta especie es familiar de los Prochilodontidae y que es conocida como sábalo en américa que es donde habita. Es conocido por otros nombres en función del país y la zona donde se capture como he dicho al principio.

Como vemos, aunque el tamaño no es superior al del alosa común, alrededor de los 50 cm, sí que lo es el peso que puede adquirir, pudiendo pesar incluso los 6 kg.

Su número es bastante númeroso, llegando a representar un porcentaje superior a la mitad de las que habitan cuencas como la de la plata.

Al igual que su tocayo europeo realiza migraciones para reproducirse, pero en este caso, se trata de una especie de rio totalmente y no mixta, que pasa la mayor parte de su tiempo en agua salada y solamente se introduce en aguas dulces para el desove.

Habitat del prochilodus lineatus
Habitat del prochilodus lineatus

Es rapidísimo, pudiendo alcanzar los 90 km/hora de velocidad, lo cual da idea de la potencia que atesora en sus aletas y en el resto del cuerpo.

Sus capturas representa un acicate económico importante para las zonas que habita, elaborándose con el mismo distintos productos como aceite o harina, siendo usado para su consumo alimenticio también.

Se pescan básicamente con redes de distinto tipo (trasmallo, de arras,..) puesto que pescarlo con caña no es posible debido al tipo de alimentación iliófaga que tiene y que consiste en la ingestión de sedimentos e incluso fango, el cual pasa a la cadena alimenticia al ser utilizado como alimentos para granjas de pollos por ejemplo.

 

Cómo pescar el sábalo.

Zona ideal para la pesca del sabalo alosa alosa. Fuente.santiagoturismo
Zona ideal donde encontrar el sábalo alosa común. Fuente.santiagoturismo

Se trata de las grandes desconocidas por la mayoría de los pescadores que practican la pesca deportiva, al menos en España.

Realmente no no hay muchos ejemplares ni ambientes en los que encontrarla en España. Esto es debido principalmente a que el periodo en el que se puede capturar es corto. Desde que comienza la remontada de los ríos y el periodo en el que se autoriza su captura transcurre poco tiempo.

Resulta sin duda muy interesante para pescar, siendo un gran nadador que lucha incansablemente dando grandes saltos fuera del agua, siendo posible incluso verlo seguir saltando audespués de soltarse del anzuelo.

Esta forma de intentar zafarse del anzuelo, la gran cantidad de capturas que es posible pescar en un día propicio e incluso la forma de brillar de su librea, hace que se valore especialmente.

A pesar de ser de agua salada y dulce, su pesca se practica únicamente cuando permanecen en estas últimas.

La mejor forma de pescarlo es con cucharilla ondeante y giratoria. Por ello la gran mayoría de los pescadores deportivos la usan.

Modelos de cucharilas giratorias aptas para la pesca del sábalo.
Modelos de cucharilas giratorias.

Estas cucharillas deben ser especiales para esta especie, de forma alargada, ondeante, plateada o cromada. Deben estar adaptadas a la violencia con que este pececito se defiende, saltando una y otra vez fuera del agua así como a la dureza de su boca.

El uso de un tipo u otro de cucharilla vendrá en función del agua donde vayamos a pescar. Las cucharillas ondeantes vendrían mejor en aguas turbias y las giratorias en las limpias. No obstante, el tipo de cucharillas y cebos artificiales para la misma en el mercado son variados y lo mejor que podemos hacer para garantizarnos el éxito es que adquiramos distintos modelos y vayamos probándolos.

Modelos de cucharillas ondulantes aptas para la pesca del sábalo
Modelos de cucharillas ondulantes.

Una vez que sabemos la bravura con la que nuestra presa va a defenderse, es lógico que usemos aparejos resistentes y cobremos inmediatamente en cuanto observemos la picada. Ante los saltos e intentos de escaparse, debemos primar la rapidez y fuerza sobre la habilidad a la hora de cobrar la pieza.

Las cucharillas se utilizan con cañas de lanzado pero hay quien las utiliza con cañas de línea fija.

Con este último tipo de caña y usando un sedal el doble de largo que la caña, los pescadores que la usan lanzan la cucharilla o cebo en medio de la corriente. A continuación la mueven en sentido contrario a la misma, logrando que se mueva y “trabaje” haciéndola brillar sobre la superficie del agua y atrayendolo con ello.

 

Mejores aparejos para la pesca.

Las cañas utilizadas tendrán como mínimo 1 kg., de potencia conociendo la fuerza con que este clupéido intenta zafarse del cebo.

Las mejores cañas, idóneas para realizar lanzamientos superiores a los 30 metros serían las de fibra de vidrio tubular.

El hecho de que los lanzamientos deban ser tan considerables, es debido a que suelen encontrarse en espacios alejados de donde se pone el pescador y a que prefieren atacar el cebo artificial que le ofrecemos cerca del fondo, que es el lugar donde normalmente se alimentan.

Tipos de cañas válidas para pescar el sabalo
Tipos de cañas válidas.

Además de esto, lo ideal es que la longitud de las cañas utilizadas sea superior a los dos metros, con el objetivo de poder trabajarlo mejor y poder sacarlo del agua lo antes posible con lo que conseguiremos asfixiarlo.

En cuanto al carrete que debemos usar, deberá ser uno de tambor fijo con un una línea del 0.28 al menos. Algunos pescadores respecto al grosor de la línea manifiestan que no debería ser superior al 0.20 puesto, puesto que con grosores superiores despertaría el recelo de la presa que tiene una vista bastante fina.

En esto hay opiniones en sentido contrario, opinando que cuanto más fuerte sea el hilo mejor, para poder sacarlos lo antes posible y perder el menor número piezas.

Por ello, creo que en el punto medio es posible encontrar la verdad y deberíamos usar un hilo fuerte, sin excedernos y del color del agua o parecido.

El sábalo es ideal para aquellos que les gusta la lucha con su presa “de tu a tu”.

Cuando cae en la trampa, puede tensionar sobremanera la caña y el sedal hasta hacernos dudar sobre si lo que tenemos enganchado es realmente un clupéido o un túnido, por ejemplo. Realmente a mi modo de ver, es capaz de satisfacer a aquellos que buscan disfrutar con la pesca deportiva.

El problema que veo a esta presa es que pasa de ser un deportivo a  venirse abajo. No tiene mucho fondo y esta lucha no suele durar mucho. Se nos puede presentar algún caso en el que estemos varios minutos intentando sacarlo pero lo normal es que no dure ni siquiera un minuto. Tampoco le quita mérito que pierda “fuelle” o fuerza tan pronto.

Además de su potencia, el bastante es inteligente. No se resigna a pegar tirones y saltos sin sentido con la intención de liberarse del anzuelo. Es capaz de aprovechar la corriente y girar bruscamente su marcha con la intención de forzar tanto el anzuelo como el sedal.

 

La pesca con huevo.

Pesca con yema de huevo.
Yema de huevo apta para el sábalo.

Una técnica bastante efectiva y rudimentaria consisten en pescar con un algodón, gasa o similar impregnado en yema de huevo. Para ello utilizaremos una caña de lanzado al que añadiremos un flotador para percatarnos de la picada.

Es bastante efectiva en aguas poco profundas y que estén cercanas a obstáculos naturales o artificiales en el curso del río.

Ese cebo es atacado rápidamente por el sábalo. Deberemos ayudar a clavar el anzuelo mediante un movimiento rápido y bastante amplio, ya que en caso contrario es posible que se nos escape la presa.

En este caso podemos usar una hilo del 0,22 o aproximado, un anzuelo del número 10 y un flotador grueso para soportar el ataque rápido de la alosa común.

 

Los cebos.

El peso de la cucharilla que usemos tampoco es determinante, lo importante es que esté suficientemente plomeada como para que pueda descender al fondo, que es donde los depredadores como éste suelen alimentarse.

Para conseguirlo, si la cucharilla u otro cebo artificial no tiene el suficiente peso para descender lo suficiente, deberemos colocar un plomeado de tal forma que veamos o estemos seguros que consigue bajar hasta donde esté nuestra pesa. Como mínimo colocaremos el plomeado a 60 centímetros del cebo.

A la hora de atacar el cebo, lo hace de forma decidida y sin dilación. Algunos autores manifiestan que esto es debido a que puesto que no se alimenta durante al comenzar su viaje aguas arriba, el hambre disminuye sus reflejos moviéndose básicamente por instinto.

Esto tampoco se conoce del todo, lo que sí que se sabe es que una vez que muerde el anzuelo y nos percatamos de ello, debemos ayudar a que se clave tirando del mismo debido a que suboca es bastante dura.

Si no logramos enganchar bien el anzuelo, es muy probable que termine escapándose puesto que es en los primeros momentos cuando arremete con todas sus fuerzas para intentar escabullirse.

Otro cebo que puede resultar útil son las moscas ahogadas. Esto es debido a que los sábalos suelen remontar los ríos en la entre los meses de mayo y junio, época en la que es común que existan un numerosos insectos sobrevolando el agua y por consiguiente cayendo en el mismo.

 

Qué hora del dia es la mejor para pescar.

Mejores horas de día para pescar
Mejores horas de día para pescar.

Las mejores horas del día para pescarlos, son las horas del alba o salida del sol y las horas del crepúsculo o puesta del sol.

Esta regla tampoco es fija, ya que puede variar de unos tipos de aguas a otras, aunque es cierto que a estas horas como regla general suelen aceptar mejor el engaño que en otras.

Una zona ideal para pescarlos son los meandros y partes de los ríos donde la corriente se detiene debido a los ángulos “muertos”  que se forman en la orilla.

 

 

Deja un comentario

Leer más
Rollo de Bonito

Un plato elaborado en el que podremos disfrutar del bonito acompañado de verduras. Nutritivo y rico plato que nos presentan...

Cerrar