La digestión de los peces

Como en la mayoría de animales terrestres, la digestión de los peces comienza en la cavidad bucal o boca, lugar en el que podemos considerar que también se inicia el sistema digestivo de los peces.

Una vez que tienen el alimento en la boca, aprovechan sus duros y afilados dientes para prepararlo para que  a continuación actúen sobre él los jugos gástricos.

 

Tipos  de dientes.

Estos forman parte del aparato digestivo de los peces tanto de estos seres acuáticos como de cualquier otro animal terrestre.

La dentadura de los peces es muy variada entre unas y otras. Tanto la forma, como la posición de la boca y de los dientes estarán en función tanto del hábitat como del tipo de alimentación de cada especie.

 

Las lampreas.

Lamprea parásita - wikipeces.net
Lampreas parásitas.

La dentadura de las lampreas parásitas esta formada por numerosos dientes en forma cónica y puntiagudos que se encuentran situados en la mucosa de la boca o de la lengua.

Como podemos ver en la imagen, tienen apariencia realmente primitiva y de hecho, se considera que tanto la posición como la forma de sus dientes son similares a como las pudo tener su dentadura en los antepasados ya desaparecidos de las propias lampreas.

Como es de imaginar, tantos millones de años de evolución han conseguido formar una dentadura bastante eficaz. Gracias a ellas estos seres, son capaces de devorar muchos peces.

Heridas de lampreas en cetáceos
Heridas de lampreas en cetáceos.

Incluso en la piel de los grandes cetáceos (distintas especies de ballenas) se puede ver las marcas dejadas por el paso de las lampreas de mar.

 

La digestión en los tiburones.

Dientes de los tiburones - wikipeces.net
Dentadura de los tiburones.

Los peces cartilaginosos en general y los escualos en particular son bastantes conocidos por la dimensión, forma y peligrosidad de sus dientes.

La forma en la que han llegado a formar su dentadura es objeto investigaciones y una de estas corrientes considera que estos dientes vienen a ser escamas placoides desarrolladas y adaptadas a la función que tienen en la actualidad.

De esto se puede suponer que hace millones de años, los peces cartilaginosos (escualos, rayas y lampreas) pero en especial los dos primeros pudieron tener cubierta la boca al igual que su piel de escamas placoides.

Esto ha podido producirse a lo largo de millones de años de evolución biológica, cuando las espinas de estas escamas (las cuales producen la típica aspereza de la piel de los tiburones) se pudieron convertir en lo que hoy conocemos como la dentadura de los mayores depredadores que existen en los océanos (con permiso de las orcas).

Esta hipótesis como podréis suponer es bastante atrevida pero pudiera corresponderse totalmente con la realidad en vista de la similitud que muestran las espinas y los dientes de los tiburones.

La dentadura de los escualos disponen de una base ancha sobre la que se apoya un diente puntiagudo y afilado. A este diente le acompañan otros menores rodeándolo. Estos se sitúan uno detrás de otro configurando la temible mandíbula con forma de sierra que todos hemos visto alguna vez.

 

Diferencia entre la dentadura de los peces y la de los humanos.

Tanto los humanos como los peces tienen los tienen implantados en los maxilares que rodean la boca en ambos casos.

La diferencia viene en que los peces los cambian numerosas veces a lo largo de su vida a diferencia de las personas que lo hacemos solamente una vez, sobre los seis o siete años de edad.

Dentaduras de peces - wikipeces.net
Dentaduras de peces.

Los dientes de las personas y el de los peces se diferencian también en la situación de los mismos. Mientras que nosotros los tenemos colocados en una sola fila en cada mandíbula, los peces los tienen colocados en diferentes lugares de la boca, como pueden ser el paladar e incluso la lengua, aunque también suelen estar principalmente colocados en las mandíbulas.

Otra diferencia sustancial, aunque en este caso es por el número de especialidades que presentan los dientes de los peces en comparación con el de las personas.

Los peces los disponen específicamente diseñados para herir a la presa, otros curvados como si de un anzuelo se trataran para impedir que huya la presa, y en forma de daga para empalar.

La dentadura de las distintas especies, cuya función en la digestión en los peces no es tan determinante como ocurre en las personas. Dependiendo de la familia que se trate, esta función es relativamente determinante, preparando los alimentos para después ser digeridos.

Así por ejemplo, algunos peces como las carpas carecen de dientes en sus maxilares y sin embargo sí que los tiene en la garganta sobre la faringe.

Otra característica de algunos peces es la presencia de un disco masticador, a través del cual se tritura la alimentación ingerida.

Otra especie como son los peces-cofre, disponen de un pico consistente a través del cual consiguen abrir las conchas de su alimentación predilecta “los caracoles acuáticos”. Este pico es el resultado de la fusión de toda su dentadura.

Varias especies como el dipnoo australiano o los lobos de mar, disponen en la parte más profunda de su boca de dientes con forma similares a nuestras muelas.

Dignoo australiano - wikipeces.net
Dignoo australiano.

Estos dientes que terminan en forma de punta son usados para triturar plantas acuáticas e incluso separar estos vegetales de los pequeños organismos que son también atrapados, preparando esta mezcla para ser ingerida.

El tamiz branquial también tiene su función dentro de la digestión en los peces. Así por ejemplo, éste tamiz impide que se pueda perder sustancias orgánicas que ha entrado por la boca a través de las branquias aprovechando la corriente del agua. Gracias a este tamiz branquial y a las fuentes branquiales, el pez puede tamizar o colar las sustancias orgáncias ya divididas.

 

La lengua.

Este órgano está especialmente poco desarrollado en los peces, por lo que su función dentro de la digestión tampoco es determinante.

Su función en similar a la que pueda tener en las personas, amasar e impulsar el alimento. Éste es tragado entero o triturado pero tampoco le da una preparación exhaustiva como hacemos las personas.

Existen peces como la lamprea que disponen de lenguas desarrolladas con una función específica. Esta especie dispone de una lengua-rallador bastante desarrollada y que utiliza para succionar la alimentación con fuerza.


Otras partes de la anatomía de los peces que puede interesarte.


Sustancias y órganos utilizados para la digestión en los peces.

En el caso de las personas los jugos glandulares necesarios para la digestión de los alimentos comienzan en la boca con la saliva.

En los peces, las glándulas salivares no existen.

A las glándulas salivares le sigue el esófago, el cual tanto en personas como en los peces se ensancha al llegar al estómago

En los peces es complicado distinguir el final del esófago del estómago. A diferencia de las personas en el que es fácilmente visible por las dimensiones del estómago, en los peces esta diferencia no es tan acusada.

Por supuesto, en ambos casos existe una “pared” o tabique gástrico que sirve de puerta para los alimentos y que está provisto de numerosas glándulas digestivas.

Las carpas que carecen de estómago y el esófago está unido al intestino.

El siguiente órgano participante en la digestión en los peces es el intestino medio. Es aquí donde se produce la digestión, propiamente dicha al mezclarse el jugo pancreático producida en el páncreas y la bilis procedente del hígado.

A continuación tenemos el recto. Este es básicamente un ensanchamiento del intestino ciego en cuyo extremo se encuentra situado el ano a través del cual se expulsan al exterior las heces o excrementos.

 

El pliegue espiral del intestino de los peces.

Pliegues del intestino - wikipedia.org
Pliegues del intestino.

Hay especies como las lampreas o los tiburones que disponen de pliegues espirales o anillos en las paredes internas del intestino delgado.

Este pliegue también los tienen peces que pertenecen a grupos primitivos que no son escualos. Entre estos se encuentran el lucio óseo, el esturión o el amia.

Este pliegue espiral tiene una acción beneficiosa para aquellos peces que la poseen. Esta función es la de captar mejor el alimento a su paso por el intestino, puesto que gracias a estos pliegues es volteado y girado continuamente entrando en contacto fácilmente con las glándulas digestivas que en caso de que el intestino fuera liso.

Se puede considerar en sí que estos pliegues realizan la función del estómago en los peces que carecen del mismo.

Como en muchos otros factores, los órganos de los que disponen los peces para “gestionar” la digestión de su alimentación es variada y siempre vendrá en función de las necesidades que crea los organismos ingeridos.

Así por  ejemplo, la mayoría de los peces óseos, los cuales carecen de pliegue espiral, disponen de varios ensanchamientos del intestino en forma de saco. El número de estos sacos que tienen los diferenes peces va de uno como la perca hasta 20 como tiene la merluza.

Lo cierto es que la existencia de estos ensanchamientos del intestino es propio de multitud de especies y que incluso los mismos son aprovechados de manera no intencionada para la industria alimenticia.

Pongo de ejemplo, los arenques. Estos pececitos que son tratados mediante salazón, adquieren su característico sabor “al curarse” después de que sus sacos o ensanchamientos intestinales revienten como consecuencia de la salazón. Al reventar, todas las células  glandulares que se encuentran en su interior salen mezclándose con la carne del pez, consiguiendo que la misma sea más tierna.

 

Los jugos digestivos.

Los jugos digestivos de los peces son producidos por células glandulares especiales que se encuentran situadas en la pared del intestino.

El órgano que mayores jugos glandulares produce es el páncreas. Éste a pesar de no encontrarse en el intestino, envía sus jugos o secreciones al intestino medio a través de un conducto donde se mezclan con el bolo alimenticio.

Al igual que ocurre en la digestión de las personas, “atacan” los hidratos de carbono, grasas y albúminas y las convierten en sustancias aptas para pasar a formar parte del torrente sanguíneo.

Son estas sustancias alimenticias las que llegarán a las distintas partes del organismo del pez a través del torrente sanguíneo después de pasar a través de las paredes del intestino.

 

El hígado.

El órgano mayor del cuerpo es el hígado y es el lugar donde se produce la bilis.

Entre las funciones destacas de este órgano de los peces destaca que el mismo realiza funciones de depósito de “alimento” una vez transformado en glicógeno.

Estas sustancias alimenticias son fácilmente digeridas por el organismo del pez una vez que por sus necesidades biológicas deben ponerse en circulación.

Se sabe desde la antigüedad que el hígado de los peces es una fuente importante de vitaminas, proteínas y grasas. Así por ejemplo, el aceite de ese órgano de los tiburones o de otras especies como el bacalao, tienen una alta concentración de vitaminas D.

También el de los peces de agua dulce contiene alta concentraciones de esta vitamina D aunque con otra estructura química que los peces de agua salada.

La función de “despensa” de alimento que desempeña el hígado tiene sus ventajas. Podemos decir que su función en los peces es muy similar al de las jorobas en los camellos o dromedarios aunque en este caso como reserva de agua.

Gracias a estas reservas, los peces pueden permanecer sin comer grandes periodos de tiempo. Por lo que, tanto los aficionados a la pesca como a los acuarios saben o deberían saber esto. En el primer caso para conocer que la mayoría de los peces al enfriarse las aguas disminuyen su alimentación o sencillamente dejan de comer, lo que imposibilita su pesca mediante cebo.

Acuario - wikipeces.net
Acuario.

En el caso de los que tienen acuarios les sirve por ejemplo para poder dejar sin alimentar los peces durante un tiempo en el que se ausenten del hogar. Esto se consigue suministrando una alimentación fuerte durante varias semanas antes de ausentarse, con lo que los pececillos almacenarán la comida sobrante hasta que lo necesiten.

Lo de hacerlo durante varias semanas seguidas tiene su explicación. Además de que la digestión de cualquier comida necesita su tiempo, el hecho de que les dejemos mucha comida en el agua cuando salgamos de casa, lo único que logrará es que se pudra y contamine el agua.

Además del sustento almacenado, hay otras especies de peces como los dipnoos que pueden llegar a almacenar sustancias nutritivas incluso en el tejido muscular aparte de lo que pudiera contener su hígado.

 

La bilis.

La bilis es otra sustancia producida por el cuerpo necesaria para la digestión en los peces. Entre las funciones de la bilis se encuentran las siguientes.

  • Diluir las grasas de los alimentos para sean más fácilmente diferidas por las enzimas disolventes de las grasas.
  • Ayuda a impulsar las sustancias digestivas a través del intestino estimulando las contracciones peristáticas de la pared intestinal.

 

Más sobre la anatomía de los peces te pueden interesar estas páginas:

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, puntúalo y ayúdanos a mejorar la información que te ofrecemos. Muchas gracias por tu ayuda.
0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Leer más
Tiburón Blanco

  Características del tiburón blanco. El genuino tiburón blanco, también llamado jaquetón o marrajo, aumentativo de la palabra jaque. Os...

Cerrar