Pesca con Arpón del Emperador

La pesca con el arpón,  tiene muy antiguas tradiciones y si bien es una actividad que interesa más a la pesca industrial que a la deportiva, se practica con métodos que realmente pueden considerarse deportivos.

 

Técnicas de pesca.

La pesca con arpón hoy en día son poquísimos la que la practican a nivel de aficionado.

En las costas calabresas y sicilianas existen puestos de observación para divisar estos peces.

 

Desde estas atalayas, ubicadas en las rocas más altas, o bien desde observatorios apropiados, especialistas examinan de forma continua el mar y cuando perciben los perfiles de estos grandes peces informan de manera inmediata a las embarcaciones de pesca que, mientras, continúan preparadas.

La práctica de esta pesca se fundamenta en dos ideas esenciales. Una vez señalada la presencia de la presa, las embarcaciones se ponen en su estela alcanzado el emperador.

Estos peces se hallan en el periodo de celo y por esto, no advierte la presencia hostil de sus perseguidores que se le acercan por detrás.

Hay que acercarse todo lo que sea posible y intentar herirlo con una suerte de lanza de madera que acaba en un arpón de hierro que puede ser simple o doble.

Dato interesante.
En la actualidad las viejas embarcaciones ya no se usan, pero antiguamente las embarcaciones eran naturalmente a remos y en consecuencia, un equipo normal estaba formado por un arponero, ciertos remeros, un vigía, ubicado sobre un alto mástil a fin de dominar una superficie los más extensa posible, y un timonel.

La punta de la lanza está ligada a una cuerda. Si se da en el blanco comienza una suerte de lucha entre los pescadores y el pez, hasta el momento en que este muere en el agua debido al esfuerzo y a la pérdida de sangre o exhausto, se deja subir a bordo.

Como se ve, todo permite considerar este estilo de pesca pueda ser calificada como deportiva.

 

Tipos de embarcaciones.

Las embarcaciones modernas han sido parcialmente cambiadas. Ante todo, en vez del mástil se halla hoy en día un fuerte entramado de hierro tubular, construido en formas de torre cuadrilátera, angosta y altísima con relación a la altura de los viejos mástiles.

Viendo esta fotografía os podeis hacer una idea de la altura a la que se encuentran los vigías que observan la presencia de un pez espada
Viendo esta fotografía os podeis hacer una idea de la altura a la que se encuentran los vigías que observan la presencia de un pez espada.

De esta forma, el vigía puede observar una superficie de mar aún mayor.

Además de esto, el empleo de potentes prismáticos facilita su labor y en nuestros días se halla en condiciones de poder guiar de forma directa la embarcación merced a una rueda de timón ubicada en su alto puesto de observación.

Esto es una enorme ventaja, en tanto que antes el vigía tenía que ordenar a gritos al timonel el rumbo a proseguir, y esto implicaba una notable pérdida de tiempo aparte de la posibilidad de fallos o bien equivocaciones.

Otra innovación de las modernas embarcaciones para la pesca del emperador consiste en el hecho de que a proa, en el puesto del arponero, se ha amoldado un largo puente, una suerte de pasarela merced a la que el arponero se halla en situación bastante avanzada en comparación con cuerpo de la embarcación.

Así se consigue menos recelo en la presa, que puede ser alcanzada con más sencillez.

Apenas la embarcación está cerca del emperador, el arponero lanza su arma. Si esta da en el blanco, en la mayor parte de los casos el pez ya no tiene nada que hacer.

La pesca del pez espada con arpón ha sido la forma tradicional de captura de este pez más extendida durante mucho tiempo
La pesca del pez espada con arpón ha sido la forma tradicional de captura de este pez más extendida durante mucho tiempo.

La punta o bien las puntas del arpón están proveídas de aletas que, una vez han penetrado en las carnes y debido a la tracción ejercida por el pez, se abren y imposibilitan que el útil salga del cuerpo de la presa.

Esta se hunde de manera rápida. La lanza está ligada a una larga cuerda de cáñamo o bien de nylon. Desde este instante es solo cuestión de tiempo.

Son muy raros los casos en que las presas han conseguido liberarse. ”

Del mismo modo, extraños son los casos en que peces emperador se hayan vuelto contra la embarcación de los pescadores, embistiéndola aunque ha ocurrido alguna vez.

Una vez izado a bordo de la embarcación, el emperador es destripado.

 

Costumbre una vez recuperado la embarcación.

Una costumbre característica de los pescadores italianos es la de recortar un pedazo de carne ubicado en la parte trasera de la nuca y que en italiano dialectal se llama scuzzetta. Esta carne corresponde por derecho a la tripulación que ha logrado atrapar el ejemplar. Con ella se hace genial caldo.

Un pez espada ya pescado.
Un pez espada ya pescado.

Esta costumbre puede parecer extraña como si todo el pez no fuese de su propiedad. Realmente, es menos extraño de lo que parece.

De hecho, el pez es propiedad de los pescadores. No obstante, es una característica común a pescadores de numerosos países.

Solamente pueden desarrollar su actividad en ciertos periodos del año, en tanto que solo a lo largo de esos periodos sus aguas son rebosantes en peces.

Por esta razón, el resto del año se ven forzados a vivir a crédito, al no contar con ingresos inmediatos, al menos en forma estable y segura.

De esta manera, contraen deudas con sus distribuidores, quienes en la práctica logran asegurarse la eficaz propiedad de los peces que los pescadores atrapan.

El emperador llega a tierra, y esto sucede en embarcaciones singulares que sirven de estafetas de transporte, mientras que las que se dedican a la pesca prosiguen su actividad sin un instante de reposo. Los pescadores ceden su presa a los que les han “ayudado” en la estación no favorece para la pesca.

Naturalmente el coste es el fijado meses atrás, y ocurre con frecuencia que realmente el pez llega al mercado y es vendido a un coste exorbitante con relación a lo que se ha pagado a los pescadores.

Una vez aclarada esta situación, ya no nos sorprendería la tradicional costumbre de recortar en seguida la “scuzzetta”. Con este ademán, si bien sea simbólico, los pescadores se aseguran para sí y para sus familias parte del pescado.

 

Dimensiones de la embarcación y los aparejos.

En lo referente a las dimensiones de los útiles actuales, puede señalarse que la torre del vigía alcanza una altura que puede fluctuar entre los 12 y los 17 metros.

La pasarela del arponero cambia entre los diez y los 25 metros de longitud.

Dato interesante.
El emperador es de los pocos peces en condiciones de zambullirse y regresar a la superficie con alteraciones de cientos de metros en pocos momentos sin resentirse del veloz y violento cambio de presión. Por tanto, es capaz de lograr profundidades del orden de seiscientos-setecientos metros.

El asta de madera con que está construido el arpón tiene una longitud de 4 a 7 metros. La del hierro fluctúa en torno a los 25 centímetros.  La longitud de las aletas que impiden la salida del hierro de las carnes es de unos 6 o 7 centímetros aproximadamente.

El cordel con el que se asegura el arpón ha de ser lo más largo posible y su longitud media fluctúa en torno a los 800 metros.

 

La pesca del emperador como tradición.

La espada del pez no tiene otro valor que el moral: representa la victoria de los pescadores. De hecho, una captura, aparte de su valor material, tiene asimismo un enorme valor sentimental que los pescadores aún aprecian mucho.

Un emperador de tamaño medio
Un emperador de tamaño medio.

Si una embarcación se cruza con alguna “falúa” o embarcación para la pesca del emperador, los pescadores agraciados ostentarán siempre con orgullo su presa.

Asimismo en tierra este pescado es exhibido con alegría y satisfacción y los pescadores son acogidos con entusiasmo por todos y cada uno de los habitantes del pueblo, entusiasmo que no deriva del valor del pescado, sino más bien de la honesta admiración que merece la tripulación.

Una vez mostradas con orgullo, las espadas se reservan para guardar a lo largo del mayor tiempo posible el recuerdo del éxito.

Asimismo se exponen en fuera de las pescaderías, o bien en determinadas zonas, se venden a los turistas como recuerdo de una agradable estancia o bien como trofeo.

 

 

Deja un comentario

Leer más
Cazuela de Bacalao

  Coste: Asequible. Dificultad: Fácil. Tiempo: Una hora (más el tiempo de remojo)   INGREDIENTES (para cuatro personas): 750 gr....

Cerrar